Se personan en la causa sobre el envenenamiento de fauna

El Colectivo Ornitológico de Gran Canaria, Colectivo Turcón-Ecologistas en Acción, Grupo Ecológico La Vinca-Ecologistas en Acción, y la Federación Ben Magec-Ecologistas en Acción inician los trámites para personarse en la causa para el ejercicio de la acción popular, por la reciente detención de dos personas por presuntos delitos de envenenamiento contra la fauna silvestre y doméstica realizados en el Parque Rural del Nublo (Tejeda), espacio incluido en la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria.

Los hechos se remontan a febrero de 2011, cuando el Coordinador del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, denunció ante el SEPRONA, que en la zona de Los Llanos de la Pez (municipio de Tejeda), se encontraron cebos de carne supuestamente envenenados.
En ese mismo lugar se hallaron numerosos animales silvestres muertos, algunos de ellos pertenecientes a ejemplares de Cuervo (Corvus corax canariensis), especie catalogada como “En Peligro de Extinción” en el Catálogo de especies protegidas de Canarias. También fueron hallados animales domésticos muertos (perros y
gatos).

Es muy posible que estos hechos tengan relación con la desaparición de la única pareja nidificante de Milano Negro (Milvus migrans) en Canarias, que anidaba en las cercanías.

Agentes del SEPRONA remitieron muestras de los cebos al laboratorio de Toxicología de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria para su análisis, dando positivo la presencia de Carbofurano (plaguicida peligroso), prohibido en la Lista Comunitaria de Sustancias Activas.
Por tales hechos, el pasado día 2 de febrero, se procedió a la detención de J.A.A. de 77 años de edad y a J.A.M.Q. de 49 años de edad, ambos vecinos del municipio de San Mateo, como autores de un supuesto delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos y otro de daños. Aunque fueron puestos en libertad después de tomarles declaración, los detenidos, junto a las diligencias realizadas, quedaron a disposición del juzgado de Instrucción número 1 de Arucas.

Después de estas diligencias previas, las asociaciones ambientales antes citadas, se personarán en el juicio que tendrá lugar cuando el juzgado señale la fecha, para fortalecer la acusación de la fiscalía y solicitar una condena ejemplar para que estos hechos no se vuelvan a repetir con la fauna canaria.




Visitantes conectados: 922