Fukushima: muy lejos de la normalidad

  Sumario  

 Inicio

Fukushima: muy lejos de la normalidad

21 de abril de 2014

Ecologistas en Acción denuncia que la situación en Fukushima dista mucho de estar controlada. Todavía se sigue filtrando agua radiactiva al mar y los responsables de TEPCO tienen que gestionar miles de toneladas de agua que están almacenadas en tanques que no reúnen las mínimas condiciones para evitar las fugas. Todavía hay más de 140.000 evacuados y ahora se enfrenta al gravísimo problema de desmantelar los reactores.

Los reactores nº 1, 2 y 3 de Fukushima que sufrieron la fusión parcial o completa del núcleo siguen activos y parte del el combustible ha salido fuera de la vasija del reactor. De hecho, ni siquiera hay una imagen del núcleo derretido y derramado en la contención primaria.

En el reactor nº 4, el incendio de las barras de combustible, al quedarse sin refrigeración, produjo un incendio y una fuga extra de radiación. Hoy quedan por desmantelar cerca de dos tercios de las barras en una operación de alto riesgo en la que se podría llegar a fugar una carga radiactiva equivalente a la liberada en 14.000 bombas de Hiroshima.

En estas condiciones aparentar normalidad o dar una imagen de "vuelta a la rutina" con el regreso de unos pocos refugiados a sus casas resulta surrealista. Recordemos que existen unos 145.000 desplazados y se ha permitido la vuelta a solo unos 350, lo cual significa solo a un 0,2% y que gran parte de las familias con niños han renunciado al regreso.

Ecologistas en Acción recuerda que se están vertiendo al Océano Pacifico unas 300-400 toneladas de agua al día procedente de las corrientes de agua subterránea que bajan de las montañas y se mezclan con el agua procedente de los núcleos fundidos del complejo de Fukushima Daiichi. Asimismo, el OIEA, Organismo Internacional para la Energía Atómica, recomienda a Japón que vuelva a realizar vertidos controlados al mar para deshacerse del agua contaminada. Estas operaciones son inaceptables si queremos preservar la salud del ecosistema marino.

Por otro lado, el reactor número 1 de la central de Fukushima y Garoña son idénticos: BWR/3 con sistema de contención Mark I, diseñado y fabricado por General Electric, y empezaron a funcionar en 1971. La vida útil de la central burgalesa está agotada, pues ha tenido más de 40 años de funcionamiento comercial y es la única central en el Estado de las llamadas de primera generación. No podemos aceptar el someter a la sociedad española a riesgos de este calibre, y reiteramos que Garoña es prescindible dada la poca significación que tiene su aportación eléctrica, equivalente a un 1,3% de la producción eléctrica total, como demuestra además el hecho de que no ha funcionado desde diciembre de 2013.

Ecologistas en Acción pide al Gobierno español que abandone las políticas que favorecen tanto la energía nuclear como los combustibles fósiles (prospecciones en Canarias y Baleares) y apueste decididamente por las energías renovables y el autoconsumo.

VIDEOS

Manifestación Garoña cierre ya
Manifestació tanquem Cofrents
Concentracion antinuclear en Madrid




Visitantes conectados: 137