Rechazo de la ley de declaración del PN del Valle de Alcudia y Sierra Madrona

Ecologistas en Acción del Valle de Alcudia lamenta la aprobación de la ley que declara el Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona.

En primer lugar expresamos nuestro rechazo ante las formas que se han utilizado para el desarrollo del proyecto ahora aprobado. En contra de las afirmaciones del Consejero de Agricultura y Medio Ambiente, José Luis Martínez Guijarro, cuando asegura que “el Gobierno regional ha sido muy sensible a las propuestas recibidas de todos los sectores interesados…”, nosotros afirmamos que el Sr. Martínez Guijaro, o está faltando a la verdad o desconoce que, durante todo el proceso, se ha marginado al colectivo promotor e impulsor del proyecto para la protección de la comarca: Ecologistas en Acción del Valle de Alcudia.

Por si el Sr. Consejero lo desconoce, hace más de veinte años Ecologistas en Acción del Valle de Alcudia (entonces Colectivo Ecologista Valle de Alcudia) fue el colectivo pionero en la divulgación de los valores naturales y culturales del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, y en la necesidad de su protección bajo la figura de Parque Natural. Desde el conocimiento directo de nuestra comarca, transitando sus caminos y senderos, visitando sus dehesas y sus sierras, visitando sus pueblos y sus gentes, disfrutando de sus tesoros naturales y culturales, estudiando sus recursos y sus problemas, contribuimos en gran medida a que la población y las administraciones públicas valorasen, mucho más que anteriormente, esta comarca y su rico patrimonio.

Cuando entonces pedíamos la protección para esta comarca, recibíamos la incomprensión de las autoridades regionales y locales, cuando no directamente el rechazo frontal.

Para mayor información del Sr. Consejero, a día de hoy, y después de varios años de trámites legales, esta asociación no ha sido requerida en ningún momento para ser consultada ni informada acerca del proyecto del Parque Natural por ningún estamento del Gobierno Regional.

En segundo lugar, mostramos también nuestro rechazo ante el fondo del documento aprobado. Hay que conocer durante mucho tiempo nuestra comarca para valorar, en su justa medida, la degradación progresiva que sufre Sierra Madrona y el Valle de Alcudia. Fundamentalmente son dos las agresiones más graves a que está siendo sometida la comarca: la gestión de las fincas cinegéticas y la gestión forestal de los montes. En el primer caso los gestores privados de la “caza industrial” e intensiva y, en el segundo, la Administración Regional, son los artífices de la degradación ambiental de esta tierra. Hay muchos más, pero éstos son los que tienen mayor incidencia en el, ahora, Parque Natural.

Y a estos dos problemas la ley ya aprobada del Espacio Natural Protegido ofrece “más de lo mismo”: la gestión de la caza continuará prácticamente igual que hasta ahora, y los administradores públicos causantes del despropósito de la gestión forestal se postulan como los futuros gestores del Parque.

Y en tercer lugar, nos parece incongruente, absurdo y carente de justificación técnico-científica el hecho de dejar fuera de los límites del Parque, aproximadamente, a la cuarta parte del Valle de Alcudia: el área central y la zona más occidental (término de Alamillo y Almadén). A esto, hay que añadir el exagerado perímetro en torno a las poblaciones que también queda fuera de la máxima protección. El mapa aprobado rompe y disgrega la unidad biológica, paisajística, natural, cultural e histórica de la comarca.

Nos parece evidente que detrás de estos despropósitos hay oscuros e inconfesables intereses; intereses particulares que, lamentamos una vez más, prevalecen por encima del interés público.