Sentencia positiva para demoler Las Beatillas

Ecologistas en Acción ha recibido con satisfacción la sentencia del Tribunal Supremo que ha dado su visto bueno a la demolición del macrocomplejo turístico "Las Beatillas", en El Puerto de Santa María, construido ilegalmente en un Sistema General de Espacios Libres y sin licencia de obras. El TS ha puesto las cosas en su sitio, diciendo lo único que podía decir, que Las Beatillas es una edificación ilegal e ilegalizable, lo que ha mantenido la Junta de Andalucía a lo largo de todos estos años con el único apoyo de Ecologistas en Acción.

Es una satisfacción que el alto tribunal asegure que la orden de demolición “no se puede tachar de desproporcionada sino antes bien de ejemplar". Así mismo destaca la evidente vulneración y fraude a la legalidad el hecho de que en unos terrenos destinados al Sistema General de Espacios Libres “se construyeron un palacio de congresos de planta baja más subterráneo, un restaurante de 284 metros cuadrados, cinco pistas de padel con vestuarios y duchas, una carpa de 700 metros cuadrados, un parque infantil, un aparcamiento y una urbanización de 11.684 metros cuadrados”, y todo con una licencia para restaurar un cortijo. También es de suma importancia que el TS determine, en relación con los perjuicios a los que siempre aluden los constructores ilegales con las ordenes de demolición, que son “los responsables de las obras los que se han colocado en dicha situación". El TS llega a calificar a Las Beatillas de "un alarde de antijuricidad urbanística". Más claro, agua.

Hay que recordar que, aunque ahora los partidos políticos presentes en el Ayuntamiento intentan escurrir el bulto, su responsabilidad en este escándalo urbanístico es evidente. IP dejó que se construyera a sabiendas que era ilegal, y ante su negativa a expedientar a JALE y ordenar la demolición de Las Beatillas, la Junta le retiró las competencias urbanísticas; el PSOE gobernó con IP y no solo no exigió en el pacto de gobierno el cumplimiento de la ley con el derribo de Las Beatillas, sino que apoyo su legalización al suscribir una propuesta del PP en el año 2006 en este sentido, propuesta que contó –para vergüenza pública- con el apoyo de todos los partidos con representación municipal. En la defensa de los complejos urbanísticos ilegales siempre hay acuerdo entre PP y PSOE.

Ecologistas en Acción entiende que la demolición de Las Beatillas debe llevarse a cabo sin demora, pues ya ha pasado más de una década desde que se construyera ilegalmente, y debe significar el inicio de una nueva política urbanística en El Puerto que imponga el cumplimiento de la legalidad como lo normal, y el incumplimiento como lo excepcional, y que en estos casos se actúe con contundencia, en contra de la “permisividad y comprensión” que han demostrado los partidos políticos con el fenómeno de la corrupción y la especulación urbanística.

Ecologistas en Acción va a seguir exigiendo la demolición de la totalidad de las viviendas ilegales que no se regularicen en el próximo PGOU, en especial aquellas construidas en Sistemas Generales y suelos de especial protección, como son los casos de Pinar de Coig, El Barranco, Los Desmontados y Pinar del Obispo.