Poda salvaje en las riberas del Arlanzón

Ecologistas en Acción de Burgos nuevamente debe denunciar la fobia municipal por el arbolado de la ciudad, en esta ocasión se trata de la innecesaria tala de arbolado y la salvaje poda de otros en las riberas del río a su paso por la ciudad.

Esta actuación demuestra, nuevamente, la escasa o mejor nula sensibilidad de la administración local de la ciudad, es difícil de comprender como el alcalde Aparicio permite, de nuevo, este arboricidio.

Lo peor de todo es que hechos como este vienen sucediéndose de manera periódica en nuestra ciudad, hasta el punto de que una de las notas que caracterizan la actual legislatura municipal es el des-precio e la insensibilidad por el arbolado de la ciudad.

En muchos caso, se sustituye arbolado de gran porte por otro de mucha menor entidad y además se reduce el espacio verde, como por ejemplo en las riberas del vena en reyes Católicos, pero además las podas son innecesarias, como cualquier jardinero sabe los árboles podados se debilitan, sufren y enferman y en muchas ocasiones mueren por este manejo,por esta costumbre equivocada que deja a los árboles contrahechos, patéticos y feos e inservibles para prestar sus servicios de sombre y belleza, meros muñones...

Ecologistas en Acción quiere hacer un llamamiento mas, quiere pedir y rogar nuevamente a nuestros ediles que respeten el arbolado, que dejen de llevar a cabo políticas de restauración meramente formales y propagandísticas y que la mejor reforestación es la conservación de lo que ya tenemos y que de seguir con estas políticas de talas y podas injustificadas perderemos de modo definitivo…

Ecologistas en Acción de Burgos cree que es buen momento para analizar que ha hecho este gobierno municipal con los espacios arbolados de nuestra localidad no podemos pasar por alto el hecho de que se trata del mismo Ayuntamiento que se resiste a aprobar el catálogo de árboles y arboledas de la ciudad de Burgos y regular su protección, el mismo que por acción en unos casos y omisión en otros, permite la deforestación total del Montecillo de Villafría, 10 hectáreas de encinas tricentenarias, donde han crecido unas naves industriales que nadie compra, el mismo que permite talar los robles de cuatrocientos años de la casa del pescador, el mismo que destroza los chopos y castaños de la orilla del río en la prolongación de la Isla para colocar un colector o la destrucción del arbolado de la zona de la estación, o en cellofhane, fuentecillas…, el de las podas salvajes a lo largo del Vena y Arlanzón.

Y como estos ejemplos existen muchos otros, que día a día salpican las noticias de los medios de comunicación y decimos que es un buen momento por que en breve los responsables de esto ser presentarán a las elecciones y sería adecuado decirles váyanse para siempre..

Ecologistas en Acción de Burgos cree es este también un buen momento para que nuestros municipes, los actuales y los futuros adquieran un compromiso que ponga fin a esas políticas y que consiga que el próximo año en estas fechas no tengamos que recordar que en tal o cual lugar de la ciudad existía, hubo alguna vez, un arbola, una arboleda que un voraz política ambientalmente insensible ha devorado.