Valoración del PGOU

Ecologistas en Acción quiere dejar constancia pública de su valoración del PGOU de El Puerto que, tras más de 10 años de tramitación, por fin ha sido aprobado por el Pleno del Ayuntamiento, y será remitido a la Junta para su tramitación final.

Ecologistas en Acción valora positivamente el talante que ha tenido el equipo de Gobierno que ha favorecido la participación pública, con Jornadas, Mesas de participación y reuniones bilaterales, lo que nunca sucedió con el anterior equipo de Gobierno IP-PSOE. Particularmente positivas han sido las relaciones con los técnicos del equipo redactor –Territorio y Ciudad-, que se han mostrado siempre dispuesto a debatir las alegaciones presentadas, que ha valorado positivamente buena parte de las mismas y contestadas en su totalidad de forma justificada, lo que tampoco ocurrió con el anterior equipo redactor.

Entre las modificaciones realizadas en relación con el documento de Aprobación Provisional II (AP-II) cabe destacar:

- Un aumento considerable de los Sistemas Generales de Espacios Libres (SGEL) -250.252 m2 más-, que supondrá la protección de más zonas forestales, sobre todo pinares y retamares, a éstos últimos por vez primera se les reconoce su valor ecológico y paisajístico y se integrarán en los futuros parques. De particular relevancia es el aumento de la protección de los pinares y retamares de la margen derecha de la carretera de Fuentebravía y su interconexión, de forma que habrá una continuidad desde El Pinar del Conde, junto al actual casco urbano, hasta el Pinar de Izaguirre, frente a la urbanización del Manantial. También se protegerá en su totalidad el valioso pinar de Manzantini, en la Hijuela del Tío Prieto, que duplica la superficie del SGEL.

- El PGOU ha incorporado un catálogo de arbolado urbano protegido, que fue una propuesta de Ecologistas en Acción y hemos colaborado en su confección. Confiamos que este catálogo impida nuevos atentados contra el valioso patrimonio que supone el arbolado urbano de nuestra ciudad.

- El PGOU ha incluido una red muy completa de vías pecuarias que garantizan la preservación de este importante patrimonio público y su interconexión, lo que posibilitará una oferta única de rutas para senderistas y ciclistas, y una impronta muy positiva en paisaje urbano y rural.

- El PGOU mantiene el plan de movilidad que, si se cumple, supondrá un cambio en el modelo de movilidad de nuestra ciudad, fomentando la peatonalización, el uso de la bicicleta y del transporte público, y la reducción del uso del vehículo a motor privado, lo que nos acercará a las ciudades mas avanzadas de Europa.

Pero el PGOU mantiene las previsiones de urbanizar algunos valiosos terrenos forestales, como la mitad de Rancho Linares y una parte del pinar del antiguo camping de Valdelagrana. En ambos casos Ecologistas en Acción se seguirá oponiendo por considerarlo que provocará la destrucción de un valioso ecosistema forestal y que estos desarrollos son innecesarios al contemplar el PGOU suficiente suelo urbanizable para viviendas y usos turísticos en zonas menos sensibles.

El POUG mantiene también un modelo sobredimensionado de los crecimientos urbanísticos, de viviendas y de superficie recalificada, lo que daría lugar, en caso de desarrollarse tal cual, a una ciudad gigantesca que casi duplicaría la actual, con un consumo de recursos –suelo, agua, energía…- insostenible, difícil de gestionar y ruinosa de mantener. Estos crecimientos superan con creces los límites estipulados en el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA, que fija en un 30% las previsiones máxima de crecimiento de la población y del 40% de la superficie de suelo urbanizable en los ocho años de vigencia del PGOU.

Si bien es cierto que se han ido reduciendo las más desmesuradas aún previsiones de crecimientos urbanísticos que contemplaban versiones anteriores –como la AP-I, con 36.769 viviendas-, lo cierto es que las cerca de 20.000 viviendas que contempla el PGOU –que supondría un aumento de 48.000 habitantes (un 54%)- no tienen justificación alguna si se atiende a los parámetros objetivos que prescribe la normativa urbanística vigente. Así, el crecimiento demográfico previsto en la próxima década no superará, según previsiones del INE, los 10.000 habitantes, lo que supone una demanda real de 4.000 viviendas nuevas. Lo demás es pura especulación. El PGOU prevé recalificar más de 15 millones de m2, lo que supondría un aumento superior al 80% sobre el suelo urbano actual. Si se excluyen los suelos industriales, los crecimientos superan el todavía el 60% sobre el suelo urbano actual. Las previsiones de nuevos polígonos industriales las consideramos también desproporcionadas, a tenor de la situación de los existentes, y en algunos casos encubren auténticos pelotazos urbanísticos. Ecologistas en Acción seguirá defendiendo que la prioridad de la política urbanística en nuestro municipio debe estar en la rehabilitación y repoblación del Casco histórico y en la protección de su valiosos patrimonio, incluidos los conjuntos bodegueros.

Sobre el proceso de regularización de viviendas ilegales se ha demostrado que no existen atajos, y que las promesas de algunos partidos pidiendo la legalización de todo y ya eran demagógicas y electoralistas. Se han mantenido como suelos protegidos aquellas urbanizaciones ilegales construidas en sistemas generales, espacios protegidos y zonas afectadas por el Plan de Ordenación del Territorio (POT) de la Bahía, pero –nuevo brindis electoralista al sol- se incluyen propuestas de legalización “si se modifica el POT”, y recalificación de suelos protegidos agrícolas para usos industriales pendientes de esta misma modificación. Las normas legales están para cumplirse, y no es de recibo aprobar planes que infringen normas de carácter superior y vinculante a la espera de cambios que solo están en la imaginación de las personas con intereses particulares, y en la obsesión de los políticos por ganar votantes en este caladero del urbanismo ilegal. En este sentido fueron particularmente vergonzosas las intervenciones de los portavoces del PSOE e IP en el Pleno, que siguen obsesionados con defender a los propietarios de viviendas ilegales y olvidando el fin del urbanismo, que la defensa del interés general y de los ciudadanos que cumplen con la ley. Ecologistas en Acción exigirá –tal y como prescribe la ley- que las viviendas que han quedado fuera del proceso de regularización por encontrarse en suelos de especial protección sean demolidas en el menor tiempo posible, y que pasemos página de este vergonzoso episodio de nuestra historia.

Ecologistas en Acción seguirá trabajando para que la Junta de Andalucía realice las modificaciones pertinentes al PGOU para conseguir un modelo de ciudad sostenible, compacto, que garantice el derecho de todos los ciudadanos a una vivienda digna, con equipamientos de calidad, con bosques que garanticen la protección de paisajes, ecosistemas naturales y de su biodiversidad y aumenten la calidad de vida, en definitiva de una ciudad mejor para todos que haga de El Puerto un lugar privilegiado para vivir y para visitar. Esos han sido nuestros objetivos en esta última década, y lo seguirá siendo hasta la aprobación definitiva del PGOU.

Por último, Ecologistas en Acción se reserva el derecho a recurrir a los Tribunales si se mantienen crecimientos de viviendas y de superficie recalificada que superan los máximos legalmente estipulados y que carecen de justificación.