La Plataforma Toledo Aire Limpio se manifiesta en Toledo

MANIFIESTO DE LA PLATAFORMA TOLEDO AIRE LIMPIO

Las organizaciones y ciudadan@s firmantes, ante los proyectos de valorización (incineración) de residuos industriales que han presentando en el norte de Toledo las empresas cementeras de Cemex (Yepes), Holcim España S.A. (Yeles) y Lafarge Asland S.A. (Villaluenga de la Sagra), así como los proyectos de distintas eléctricas para construir varias centrales térmicas de ciclo combinado en el sureste de Madrid,
MANIFESTAMOS nuestra oposición a dichos proyectos por las siguientes razones:

1. Las comarcas de La Sagra y La Mancha (Mesa de Ocaña) en la provincia de Toledo y la de Las Vegas en la provincia de Madrid, son zonas muy castigadas ya por la contaminación atmosférica. A las cementeras citadas hay que añadir la ubicación en la zona de la Central térmica de Aceca y las numerosas instalaciones cerámicas de todo tipo.

El aumento de planes urbanísticos, especialmente en La Sagra y en Las Vegas, lleva aparejado nuevos polígonos industriales y nuevas vías rápidas provocando un aumento muy significativo de vehículos de todo tipo, incluyendo el transporte pesado. Añadir a esta situación la incineración de residuos supondría convertir a estas comarcas, además de en verdaderos vertederos de residuos tóxicos y peligrosos, en un foco insostenible de contaminación atmosférica.

2. La valorización (incineración) de residuos y las centrales térmicas supone la emisión de una mayor cantidad de dióxido de carbono, óxidos de nitrógeno, y otros gases responsables del efecto invernadero. Así pues, el cumplimiento del Protocolo de Kyoto estará más lejos y los efectos del cambio climático más cerca.

3. El aumento de las emisiones de óxido de nitrógeno provocará en las zonas limítrofes un aumento de los niveles de ozono troposférico, con las consecuencias que ello tendrá para la salud de plantas, animales y personas, especialmente las asmáticas.

4. La incineración de residuos aumentará la emisión de gran cantidad de micropartículas que no serán detectadas ni aun por los filtros más potentes y terminarán inexorablemente en lo más profundo del aparato respiratorio de las personas.

5. Las anteriores micropartículas servirán de vehículos de transporte a metales pesados (plomo, mercurio, talio, cromo, cadmio...), extremadamente tóxicos, que se emitirán en cantidades muchísimo mayores que con combustibles tradicionales y amplificará desmesuradamente los riesgos sobre la salud de los ciudadanos de la zona de influencia.

6. También serán transportados los productos más tóxicos conocidos, dioxinas y furanos, que en dosis muy pequeñas son tremendamente peligrosos y se introducen en los organismos de los seres vivos a través, sobre todo, de la cadena alimentaria e inciden directamente en la salud de la población de la zona. Numerosos estudios epidemiológicos demuestran que en las zonas en donde se ubican incineradoras aparecen mayores porcentajes de enfermedades respiratorias, endocrinas, alérgicas, cancerígenas, etc. Además, el aumento de dioxinas y furanos incumple tanto el Convenio de Estocolmo ratificado por España recientemente como el Reglamento 850/2004 del Parlamento Europeo.

7. La incineración de residuos incumple, también, los planes de gestión de residuos establecidos a nivel europeo, estatal y autonómico en cuanto no respeta la jerarquía básica: Reducir-Reutilizar-Reciclar-Recuperar materiales- Recuperación energética. La valorización de residuos estaría en el último lugar de esta jerarquía.

8. La quema de residuos en las cementeras y la construcción de centrales de ciclo combinado sólo se justifican como un negocio para los promotores. La voracidad de estas empresas se pone de manifiesto si tenemos en cuenta los grandes beneficios que obtienen actualmente. Sin embargo, para los ayuntamientos y población que vive en las zonas afectadas supone un freno para el desarrollo económico, agrario, turístico, inmobiliario y sostenible.

Por todo ello SOLICITAMOS a las distintas administraciones públicas implicadas se comprometan con la defensa de la salud y el medio ambiente y no autoricen, en ningún caso, los proyectos a los que nos referimos más arriba. Exigimos, en concreto, a la Consejería de Medio Ambiente de la JCCM que evite y paralice la incineración de residuos, ya.

Así mismo llamamos a asociaciones, colectivos, ayuntamientos y ciudadan@s en general a que suscriban este manifiesto, elaborado en Toledo en marzo de 2005.

Firmantes:
- Asociación de vecinos Al Sagra de Illescas
- Asociación de vecinos Esquivias Progreso de Esquivias
- Ecologistas en Acción de La Sagra, de Toledo...
- Greenpeace
- Izquierda Unida de Seseña, Esquivias, Yeles, Illescas, Ugena...
- Plataforma ciudadana Anti-incineración de residuos de Yepes
- Asociación de vecinos de Yeles
- Colectivo de ciudadanos del Barrio de La Estación de Yeles
- Asociación de vecinos de Seseña
- Asociación Valle Grande de Seseña
- Foro Ambiental de la provincia de Toledo
- Partido Popular de Ontigola, Yepes...
- Federación Local de Asociaciones de vecinos de Toledo
- C.N.T. de Aranjuez y Toledo

(Continúa la recogida de adhesiones en foroambiental@gmail.com)