Solución contra las inundaciones

La Federación Ecologista exige la exposición pública del proyecto del muro del Guadalquivir y alerta sobre la proliferación de usurpaciones de Vías Pecuarias en Lora del Río.

La Federación Provincial de Ecologistas en Acción, durante la Asamblea de Grupos celebrada el día 26 de Marzo de 2011 en la localidad de Lora del Río, ha comentado la solución adoptada por el Gobierno Andaluz para evitar las inundaciones que se vienen produciendo en esta localidad sevillana con las crecidas del río Guadalquivir.

Llama la atención el que las obras se ejecuten por la vía de urgencia, salvando con ello los trámites administrativos de información y participación pública a que están sometidos este tipo de proyectos, que por otra parte difícilmente pueden justificar su urgencia, máxime cuando ésta es una actuación que ya se contemplaba en el avance del PGOU de Lora del Río de 1.997.

En cuanto al proyecto en sí; el documento que, como se ha mencionado, no ha sido expuesto al público y por lo tanto, se mantiene fuera de los cauces de participación e información que debiera, Ecologistas en Acción tiene serias dudas de que definitivamente sea la solución más idónea para Lora del Río, coincidiendo con las apreciaciones vertidas por el profesor de la Universidad Hispalense, D. Rafael Baena Escudero, en el estudio elaborado por el departamento de Geografía Física y Análisis Geográfico Regional de la Facultad de Geografía e Historia de la citada Universidad, a petición del Ayuntamiento de Lora del Río.

Si el proyecto en sí no contempla medidas correctoras en relación a la evacuación de las aguas pluviales y residuales del municipio por encima de la cota de inundabilidad, mediante la agrupación de vertidos en torno a la aún pendiente construcción de la Depuradora de Aguas Residuales, así como las correspondientes a la protección de la margen izquierda del Guadalquivir en el entorno del muro de defensa y las medidas compensatorias necesarias que equilibren el impacto ambiental de esta obra, difícilmente el muro en sí puede resultar una solución siquiera aceptable para evitar la inundación de las zonas urbanas del municipio que ocupan el actual dominio público hidráulico del río Guadalquivir a su paso por Lora del Río.

Además, el impacto paisajístico y la afección de restos arqueológicos e industriales en torno al emplazamiento del castillo árabe y las antiguas aceñas, sin que se haya realizado un estudio previo de afección sobre estos, nos hace pensar que la actuación en sí no es justificable en los términos en que se está ejecutando esta obra y puede estar vulnerando los contenidos normativos contemplados en la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía, la Ley de Aguas y el propio PGOU.

Ecologistas en Acción hace un llamamiento a las administraciones implicadas en este proyecto; Comunidad Autónoma, Ministerio de Medio Ambiente y Ayuntamiento de Lora del Río, al objeto de que esta actuación no suponga un derroche económico; un atentado ambiental, paisajístico, arquitectónico y patrimonial que se tenga que lamentar en un futuro.

Finalmente, en cuanto al trazado de las vías pecuarias por el término municipal de Lora del Río y su repercusión en el desarrollo urbano de los suelos programados, esta Federación Provincial insiste una vez más en que se respete la legalidad vigente en aplicación de la Ley de Vías Pecuarias y su Reglamento y por ende, que estos terrenos sean tratados en cuando a su afección como terrenos de dominio público que son.

A este respecto, la Federación Provincial de Sevilla a través de su gabinete jurídico ha instado ante la Audiencia Provincial de Sevilla a la observancia de la legalidad vigente en cuanto al uso privativo de las vías pecuarias Cañada Real del Mármol y Vereda al Descansadero de Valero. La inobservancia de la norma ha llevado a que desde el año 2001 se hayan construido más de 150 viviendas en terrenos afectados por estos viarios de carácter público y en suelos al propio tiempo clasificados por el planeamiento urbano como Zona Verde, según se desprende de los numerosos informes técnicos aportados a la causa.