Depuración de aguas en Costa Noroeste

Creemos de máxima importancia para la calidad medioambiental del litoral de la Costa Noroeste y su desarrollo económico que dentro del Plan de Saneamiento y Depuración Andaluz de La Junta de Andalucía se contemplen medidas para mejorar el saneamiento de las aguas residuales de los enclaves turísticos de la Costa Noroeste y que consistirían, según recientes declaraciones de la alcaldable socialista roteña Encarnación Niño a un medio local, en la ampliación de la Estación de Depuración de Aguas Residuales (EDAR) de Rota, aumentando más del doble su capacidad actual (147.000 habitantes) y ampliaciones de las depuradoras de Chipiona y Sanlúcar de Barrameda con un terciario.

Para Ecologistas en Acción y el grupo ecologista CANS de Chipiona, ello va a suponer no sólo la reutilización del agua, sino abordar un problema de mayor importancia como es evitar la contaminación por vertidos urbanos de las aguas litorales y por tanto, la conservación de nuestros ecosistemas marinos. Algo tan esencial desde un punto de vista económico (pesca y turismo) y medioambiental que la alcaldable ha olvidado en sus declaraciones.

El que estas actuaciones se encuentre dentro del Plan Estratégico para Cádiz y del Plan de Saneamiento y Depuración Andaluz, no hace más que demostrar la importancia de la zona de actuación y la prioridad de las mismas. Se evidencian los errores que la propia administración de la Junta de Andalucía ha cometido al permitir en la zona un desarrollismo urbanístico (inclusive actuaciones directamente promovidas por la Junta de Andalucía, como es Costa Ballena) antes de crear las infraestructuras necesarias: carreteras, abastecimientos de agua y luz y sobre todo DEPURACION de las aguas residuales.

Esta buena nueva viene a confirmar lo necesaria de las actuaciones que desde Ecologistas en Acción se desarrollaron el pasado verano denunciando la contaminación de la Costa Noroeste por vertidos urbanos y otorgando bandera negra a Sanlúcar, Chipiona y Rota por deficiencias graves en la depuración o por la falta absoluta de la misma.

Una situación especial es la que mantiene el “Municipio Turístico de Chipiona” que desde el año 2001 viene incumpliendo la Directiva Europea (91/271 Art.4) de depurar sus vertidos. Este hecho ha llegado a que sea uno de los municipios responsables de que el Reino de España haya sido sancionado por la Comisión Europea (Diario Oficial de la Unión Europea, Asunto C-343/2010) por haber incumplido las obligaciones que le incumben según la citada Directiva, de depuración de aguas residuales en municipios superiores a 15.000 habitantes desde el año 2001. Chipiona cuenta con una EDAR, que aún no está en funcionamiento. No entendemos como se puede plantear y aprobar un proyecto de estación depuradora que tenía que verter las aguas depuradas, solo con tratamiento secundario, (es decir con olores y riesgo sanitario) al arroyo Majadales que vierte sus aguas directamente entre las playas de Tres Piedras y la Ballena ¿?. Forzosamente esta EDAR de Chipiona no se pondrá en funcionamiento hasta no contar un tratamiento terciario que obliga por ley a la reutilización de las aguas depuradas y no tener que verterlas en la playa de la perla turística del desarrollismo de la Junta.

Pero a pesar de todo este verano estaremos en la misma situación que el pasado: Chipiona (Municipio Turístico) sin depuradora, Rota con una depuradora insuficiente para abastecer a la población de Rota, Base Naval y Costa Ballena y Sanlúcar de Baarrameda con deficiencias en la depuración. Un verano más con vertidos al mar, aguas contaminadas y destrucción de ecosistemas marinos. La Junta de Andalucía no hace favores, gestiona y como todo el que gobierna comete errores, y ahora le toca deshacer entuertos.