Alegaciones al Plan Especial de Ordenación de Regadíos

Ecologistas en Acción ha presentado alegaciones al Plan Especial de Ordenación de Regadíos en la Corona Forestal de Doñana (PERCFD)

El Plan pretende legalizar todas las irregularidades relacionadas con la actividad agraria de la corona norte de Doñana (Almonte, Rociana, Moguer, Lucena y Bonares).

En las últimas décadas, las sucesivas normativas que ha promulgado la Junta de Andalucía intentando regular el uso particular e ilegal de multitud de parcelas ocupadas de monte público en la comarca de Doñana, no han servido de mucho.

Al contrario, desde el Plan Director Territorial de Coordinación (PDTC) del año 88, la ley Forestal del año 92 y el Plan de Ordenación de Territorio de Andalucía (POTAD) del 2004, los sucesivos plazos no han servido más que para implantar un perverso aprendizaje entre una parte de la población que ha comprobado como ocupando monte público, con o sin la autorización del ayuntamiento o de la propia Junta de Andalucía, no le ocurría nada; se han archivado los expedientes y han caducado la mayoría de las sanciones. Algunos han obtenido títulos sobre las parcelas de monte público ilegalmente ocupadas.

Con estos antecedentes el presente Plan de Ordenación de Regadíos tiene poca credibilidad para conseguir su declarado objetivo de Compatibilizar la riqueza natural de la comarca con el desarrollo sostenible. La población de la comarca tiene la experiencia de los anteriores planes que han carecido de voluntad política de hacerlos cumplir, cediendo a la demagogia y al éxito electoral.

La primera de las alegaciones presentadas por Ecologistas en Acción se basa en la imposibilidad de legalizar las irregularidades cometidas antes de la formulación del POTAD, dado que este plan determina con claridad los usos admitidos y los incompatibles con la conservación de Doñana. Se solicita, por el contrario, la corrección de los daños infringidos al monte público en Doñana: restauración de las parcelas ilegalmente deforestadas, eliminación de las construcciones e infraestructuras realizadas irregularmente, recuperación de los cursos de agua ocupados en zonas de servidumbre y corredores ecológicos y eliminación de todos los pozos ilegales en el ámbito del plan.
En una comarca con miles de hectáreas de monte público ocupado no se puede continuar hablando de nuevos desarrollos agrícolas. Indica que no se ha comprendido la gravedad de la situación. Más desarrollo de cultivos intensivos fuera de las zonas agrícolas y en Montes Públicos de la Corona Forestal de Doñana es insostenible.

Por último, las propuestas ecologistas inciden en la conservación del uso de los corredores ecológicos en la comarca de Doñana y de los itinerarios rurales.

También se considera fundamental la preservación de los paisajes protegidos junto a los poblados forestales de La Mediana, Cabezudos, Abalario y Bodegones.

Igualmente se pide la preservación de las Terrazas del Tinto, que en los últimos años se han visto muy degradadas.




Visitantes conectados: 687