Contra la experimentación con arroz transgénico

Tras la nota de prensa difundida, hace unos días, por Amigos de la Tierra, tuvimos conocimiento de la solicitud presentada por la empresa italiana Transactiva SRL para el cultivo experimental de arroz transgénico cuyo objeto es la producción industrial de una enzima humana destinada al tratamiento de la enfermedad de Gaucher. Ante esta situación, varias organizaciones de la provincia se han coordinado para informar a la ciudadanía sobre los graves riesgos que este experimento puede suponer para la salud, el medio ambiente y la economía de las comarcas del Baix Maestrat y el Montsià.

Inicialmente, las entidades que secundan la acción son: ACSUD Las Segovias, Amics de Palanques, Ecologistas en Acción (a través de sus grupos en Vall d’Uixó, Vila-real y Vinaròs), Colla Ecologista d´Almassora, Colla Ecologista de Castelló, GECEN, Greenpeace-Castelló, Plataforma Ciutadana no a la Contaminació, Xarxa d’Agroecologia de Castelló (XAC), en coordinación con Amigos de la Tierra, en cuya web está alojada una ciberacción (http://www.tierra.org/spip/spip.php?article1340) para que todas las personas interesadas puedan participar y protestar contra los cultivos experimentales propuestos.

Sabemos que existen varios casos de cultivos experimentales de transgénicos que han terminado contaminando la cadena alimentaria, como ha sido el caso del arroz (uno de los casos más graves ocurrió en EEUU con el arroz transgénico LL601 de la empresa Bayer). Además, la contaminación genética solo es posible detectarla a través de la realización de pruebas de laboratorio. Si se comprobara tal contaminación en el arroz para alimentación humana, se requeriría su destrucción, al no estar autorizado para ello.

Recordemos que los cultivos experimentales propuestos en el municipio de Vinaròs podrían causar serios problemas de contaminación e hibridación en los campos de arroz del Delta del Ebro, ya que están situados a menos de 20 km de esta localidad. Dado que en este importante humedal se produce el 15% del arroz estatal, las consecuencias podrían ser catastróficas en las cadenas alimentarias. Además tampoco son descartables otras consecuencias (reducción de la biodiversidad, contaminación del suelo y acuíferos, nuevas resistencias en plantas adventicias e insectos, alergias, etc.), en base a la experiencia acumulada existente y documentada.

Por otra parte, debemos informar que ya existe tratamiento para la enfermedad de Gaucher y las enzimas humanas necesarias, que se obtienen en espacios confinados, como son los laboratorios. Por lo tanto, su obtención a través cultivos al aire libre, como el solicitado para desarrollar en Vinaròs (Castelló), es totalmente innecesario dado que, a pesar de las medidas de confinamiento que se puedan tomar (refugios, distancias de seguridad...), la experiencia ha demostrado que es imposible evitar la contaminación por transgénicos y por lo tanto debería seguirse el principio de precaución ante un riesgo inaceptable para la salud pública y el medio ambiente.

Por lo tanto, el interés de la empresa italiana Transactiva SRL por experimentar en Vinaròs es exclusivamente comercial y se debe a la permisividad que existe en España en este ámbito. Italia, así como otros países europeos, mantiene una postura de mayor precaución y reservas ante la liberación de transgénicos al medio ambiente.
Las organizaciones firmantes de este documento ya han solicitado al futuro Presidente de la Generalitat Valenciana y a las personas responsables de las Consellerias implicadas en el Comité Valenciano de Control de Organismos Genéticamente Modificados-OGM’s, así como al Presidente de la Comisión Nacional de Bioseguridad, Sr. D. Jesús Huertas, que no se permita este cultivo experimental en Vinaròs. Téngase en cuenta que el Comité Valenciano de Control de OGM’s es el organismo con competencias para conceder el permiso a la empresa italiana solicitante y la Comisión Nacional de Bioseguridad ha de remitir un informe sobre su viabilidad (según fuentes consultadas, desgraciadamente casi siempre suele aducirse que se desconoce la existencia de riesgos, circunstancia que choca con las evidencias documentadas).

Consideramos que aún existe, científicamente, un gran desconocimiento sobre los efectos, a largo plazo, de los cultivos transgénicos sobre la salud, motivo por el cual se han montado estas acciones y actividades contra las experiencias agrarias solicitadas. Todas las investigaciones realizadas hoy en día, se han desarrollado en laboratorios (espacios confinados) y por cortos periodos de tiempo, motivo por el que entendemos que no se pueden descartar graves riesgos para la salud pública, a medio y largo plazo, al realizarse experiencias al aire libre. Por tanto, deberíamos seguir manteniendo el principio de precaución ya que no existe certeza científica sobre sus consecuencias.

Organizaciones firmantes:
- ACSUD Las Segovias
- Amics de Palanques
- Amigos de la Tierra
- Ecologistas en Acción en Vall d’Uixó, Vila-real y Vinaròs
- Colla Ecologista d´Almassora
- Colla Ecologista de Castelló
- GECEN
- Greenpeace–Castelló
- Plataforma Ciutadana no a la contaminació
- Xarxa d´Agroecologia de Castelló (XAC)


septiembre de 2017 :

agosto de 2017 | octubre de 2017



Visitantes conectados: 540