La guerra no es una fiesta

La Red Antimilitarista y Noviolenta de Andalucía, ante la “celebración” en Málaga los días 28-29 de mayo del “Día de las Fuerzas Armadas” denuncia que el desfile es un insulto para los 1.200.000 parados y paradas de Andalucía.

En momentos en que la sociedad padece los efectos de una gravísima crisis económica, con casi 5 millones de parados y paradas, nos parece una auténtica provocación exhibir ostentosamente el poder militar español y las armas de guerra que tienen un costo económico muy alto, es decir, nos parece inaceptable que el despilfarro del gasto militar, que en 2011 está presupuestado en 18.000 millones de euros, esté dificultando gravemente el acceso al trabajo de millones de personas. Este “Día de las Fuerzas Armadas” es un acto claramente antisocial, antidemocrático y que viene a sembrar en Andalucía la tensión, el disgusto y la desesperanza. Este “Día de las Fuerzas Armadas” es, sin duda, un insulto para los 1.200.000 parados y paradas de Andalucía.

Para nosotros y nosotras, que apostamos desde la Noviolencia por la resolución pacífica de los conflictos, este “Día de las Fuerzas Armadas” nos parece un peligroso ejercicio de propaganda de guerra, es decir, nos parece que ha sido ideado para justificar las acciones militares españolas sobre países como Irak y Afganistán. En este sentido, tratar de impresionar a la población con el ruido espantoso de los aviones de guerra, o con el brillo de las bayonetas es, en momentos en que España está implicada acciones belicistas como las de Somalia y Libia, un acto moral y políticamente condenable.

Denunciamos que el gobierno español ha tomado un rumbo militarista sin precedentes: participación, de la mano de la OTAN, en guerras internacionales; sostenimiento de descomunales gastos militares; ampliación de la Base de Rota; atraques de navíos militares nucleares en puertos españoles; renovación del Tratado Bilateral con EEUU.; brutal incremento de la exportación de armas (multimillonario contrato de venta de tanques a Arabia Saudí); implicación española en los llamados “vuelos secretos de la CIA”; militarización del espacio aéreo español en diciembre de 2010; fuertes inversiones en nuevas armas con capacidad para seguir interviniendo en otros países (avión Eurofighter, avión A400M, nuevo portaviones Juan Carlos I, etc.), etc., etc.. Cuando se nos habla de “intervenciones humanitarias” se nos está tratando de mentir con gran descaro. La verdad es más simple: los gobiernos del PSOE y del PP han apostado firmemente por la vieja “ley de hierro” (la fuerza política se basa en el poder militar), dejando en la cuneta (aunque nunca creyeron en ella) la tan cacareada “alianza de civilizaciones”.

Nuestra propuesta es doble:

a) pedimos –en el contexto de nuestro trabajo por una sociedad sin ejércitos y sin guerras– que se dejen de celebrar tantas “paradas militares”: Pascua Militar, Día de las FAS, Día de la Hispanidad y exhibiciones militares de todo tipo (como el llamado “Festival Aéreo de Cádiz” que, lamentablemente, lleva ya tres ediciones), y

b) alternativas concretas de Noviolencia: cooperación internacional, intercambios culturales, mesas de trabajo internacional para la detección y tratamiento de las diferencias, políticas concretas de desarme colectivo, medidas de desmilitarización industrial, fomento de la educación para la Paz y la Coeducación, desmilitarización social, interculturalidad, democracia ciudadana, criterios sociales ecológicos, cumplimiento del derecho al empleo, etc.

Al igual que en otras ocasiones, este año, por el mes de mayo, hemos recurrido a la divulgación de la desobediencia civil a los gastos militares a través de la CAMPAÑA DE OBJECIÓN FISCAL A LOS GASTOS MILITARES. Anualmente, deducimos de nuestra declaración de la renta una cantidad que, en vez de ir hacia destinos militares o bélicos, van directamente hacia proyectos socialmente constructivos y/o de solidaridad internacional. En España somos más de 1.000 objetores y objetoras a los gastos militares. Además, el día 12 de abril pasado celebramos en Sevilla, Córdoba, Jerez, Puerto de Santa María, Cádiz, Algeciras, etc., diversos actos de apoyo al “Día de Acción Global contra el Gasto Militar” (véase nuestro blog: http://redantimilitarista.wordpress.com)

Por todo ello, la Red Antimilitarista y Noviolenta de Andalucía (R.A.N.A.), hace un llamamiento a la ciudadanía a que se sume a los actos programados por las organizaciones sociales para exigir al gobierno UNA POLÍTICA NO MILITARISTA, es decir, una apuesta decidida por MEDIDAS CONCRETAS DE DESMILITARIZACIÓN DE LA SOCIEDAD, empezando por la cancelación de todos los actos que, como este del “Día de las Fuerzas Armadas”, no hacen más que difundir los valores del belicismo, la guerra y el poder militar.

La R.A.N.A. está compuesta por: Ecologistas en Acción de Andalucía, Confederación General del Trabajo-Andalucía, Noviolencia Ahora (Jerez), Casa de la Paz de Sevilla (Mujeres de Negro, Alternativa Antimilitarista-M.O.C. Sevilla, REDPAZ), Ahimsa (Málaga), M.O.C.-ELAIA (Puerto Sta. María), Madres contra la Droga ANDAD (Puerto de Sta. María), RANA-Algeciras.

A modo de datos aclaratorios:

- El gasto español en intervenciones militares en el extranjero en los últimos 20 años roza los 7.000 millones de euros.

- El Ministerio de Defensa ha sufrido escaso recortes, a pesar de que arrastra una deuda de 27.000 millones de euros.

- Con el sueldo de un solo soldado internacional en Afganistán podrían sostenerse 370 niños durante un mes en ese país.

- El gobierno español reconoce que podría gastarse en la guerra de Libia entre 15 y 25 millones de euros.