La Comisión Europea inicia procedimiento de infracción por las obras del AVE

Ecologistas en Acción de Sevilla denunció el pasado año la ejecución de las obras en 16 Km. de áreas sensibles de la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) en Osuna y Marchena que afectan a especies en Peligro Crítico de Extinción en Andalucía.

La Federación Provincial de Ecologistas en Acción ha recibido comunicación oficial por parte de las autoridades europeas en las que se informa del inicio del procedimiento de infracción contra el reino de España en respuesta a la denuncia presentada el pasado año por las afecciones medioambientales del proyecto “Eje Transversal Ferroviario de Andalucía” en sus tramos “Marchena-Osuna I-II” y “Variante de Osuna”.

El comunicado textual es el siguiente:

"La Comisión ha decidido, en su reunión de 16 de junio de 2011, iniciar dicho procedimiento por apreciar posibles incumplimientos del derecho comunitario en el caso que Vd. denunció, en concreto, a las Directivas 85/337/CEE (modificada) relativa a la evaluación de las incidencias de determinados proyectos públicos y privados sobre el medio ambiente, 2009/147/CEE, sobre la protección de las aves silvestres y 92/43/CEE, relativa a la protección de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres. Estas Directivas, en esencia, obligan a los Estados miembros a que los proyectos sean evaluados de manera adecuada antes de su aprobación para evitar consecuencias indeseables para el medio ambiente, los espacios naturales, los hábitats y las especies. Por lo tanto, la Comisión ha notificado al Reino de España una carta de emplazamiento, primer paso del procedimiento de infracción previsto en el artículo 258 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, y se encuentra a la espera de la respuesta de sus autoridades para decidir el curso del expediente.

Sin otro particular, y agradeciendo sus interés en la protección del medio ambiente, le saludo atentamente."

Ecologistas en Acción formuló la citada denuncia en base a la pésima evaluación ambiental por parte del promotor (Consejería de Obras Públicas y Empresa de Ferrocarriles de Andalucía) y las posteriores Declaraciones de Impacto Ambiental positivas emitidas por la Delegación Provincial de Medio Ambiente de Sevilla y firmadas por la entonces Delegada, Pilar Pérez, apoyada por informes positivos del Departamento de la Red de Espacios Naturales Protegidos (RENPA).

En ellas no se hace mención al trazado longitudinal que ha partido en dos una importante laguna (Laguna de Ojuelos), tampoco contemplan la afección sobre determinadas especies protegidas y catalogadas En Peligro Crítico en Andalucía, tales como la Avutarda (Otis tarda) que tiene en toda la zona del trazado, el área de cría más importante de la provincia de Sevilla.

No se han tenido en cuenta las colisiones que estas aves sufrirán contra vallados, catenarias, cableados o locomotoras. Tampoco se ha contemplado la degradación, reducción y fragmentación de su hábitat de cría y alimentación.

De la misma forma, otras especies esteparias amenazadas tales como: Ganga Ortega, Sisón, Aguilucho Cenizo, Canastera, Alcaraván, Cernícalo Primilla o Carraca, por nombrar solo algunas, se han visto expuestas a estos mismos impactos irreversibles.

La denuncia contemplaba también defectos de tramitación administrativa, así, el proyecto ha sido evaluado y aprobado en pequeños tramos, reduciendo con ello el impacto real que el conjunto de la obra produce sobre el medio físico y biológico.

Aunque la Declaración de Impacto Ambiental es anterior a la protección del territorio como zona ZEPA (figura de protección incluida en la Red Natura 2000 europea), la mayor parte de las obras del proyecto se ejecutaron en 2008, con la ZEPA ya declarada, por lo que era preceptivo una nueva autorización ambiental, dado el cambio sustancial que suponía esa protección, tal y como contempla la Ley de Gestión de Calidad Ambiental (Ley GICA) entonces ya en vigor.

La consecuencia lógica y más inmediata del inicio del Procedimiento de Infracción, como consecuencia de la gestión de las Consejerías de Medio Ambiente y Obras Públicas implicadas, será, casi con seguridad, la congelación de las partidas presupuestarias de la UE para este proyecto.

Ecologistas en Acción también incluyó en la queja europea las afecciones del trazado a su paso por la localidad del Viso del Alcor en la que se proyectaba un túnel de 2,2 Km. que atravesaría el acuífero nº 28 y multitud de valores patrimoniales y restos arqueológicos. Esta parte del proyecto ha sido suspendida, según recientes declaraciones parlamentarias de la consejera de Obras Públicas, por razones presupuestarias.

En cualquier caso, Ecologistas en Acción solicitará el inicio de una nueva Autorización Ambiental para las obras que restan en la ZEPA (colocación de viales cableado y catenarias), la modificación del trazado en los 16 Km de Zonas Sensibles así como la aprobación de medidas compensatorias de conservación. La plataforma ferroviaria ya construida debería ser a juicio de la organización, desmantelada o reconvertida en futura Vía Verde.




Visitantes conectados: 192