Trama de tráfico de rapaces

Ecologistas en Acción de Andalucía felicita al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil por la operación que está realizando contra una presunta red dedicada al expolio, falsificación y comercio de aves rapaces, que ha provocado ya la detención de al menos 17 personas.

Ecologistas en Acción de Andalucía considera de suma gravedad que esta red de tráfico de rapaces -que constituye una auténtica trama de corrupción- se haya organizado al amparo de un programa de cría en cautividad de una especie tan escasa y emblemática como es el Águila imperial ibérica (Aquila adalberti), una de las rapaces en mayor peligro de extinción del mundo.

Si se demostrase esta implicación supondría un gravísimo perjuicio para dicho programa, que ha sido ampliamente criticado por Ecologistas en Acción y otras organizaciones por su falta de transparencia, de mecanismos de participación y por su dudosa eficacia. Cuando se delegan responsabilidades administrativas y políticas que corresponden a las administraciones públicas en empresas, que, aunque de carácter público como es EGMASA (actual Agencia de Medio Ambiente y Agua), actúan desde la opacidad y sin control ciudadano, se ponen las bases para que florezcan estas tramas corruptas.

Ecologistas en Acción se desvinculó en su momento del programa de reintroducción del águila imperial en Cádiz y de la fundación Migres –entidad que gestiona el centro de cría y el programa de reintroducción del águila imperial- precisamente por la falta de trasparencia en su actuación y en la gestión de fondos públicos.

El decomiso de 1.500 falsificaciones de tarjetas Cites (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) y argollas de seguimiento de ejemplares manipuladas en posesión de un miembro de la trama en Murcia es una prueba más de impunidad con que se viene desarrollando el tráfico de rapaces dedicadas a la cetrería en nuestro país.

Esta organización considera que mientras se siga autorizando la práctica de la cetrería seguirán existiendo personas dedicas al expolio de estas aves.

Ecologistas en Acción exige al consejero de Medio Ambiente que se depuren responsabilidades al más alto nivel, que se hagan públicos los datos que viene negando esta Consejería en relación con el programa de cría en cautividad y reintroducción del águila imperial (número de huevos y pollos capturados, número de ejemplares nacidos en cautividad, número de ejemplares que se han liberado y supervivencia de los mismos, convenios con propietarios de fincas privadas…) y se adopten medidas inmediatas para que a partir de ahora exista una total transparencia y participación ciudadana en todos los planes de cría en cautividad y reintroducción de especies amenazadas.