¿Por qué una tercera pista en en aeropuerto de Gran Canaria?

La magnitud fundamental para determinar la necesidad de una nueva pista en el Aeropuerto de Gran Canaria, es el número de movimientos de aeronaves, no el de pasajeros.

Según el Plan Director del Aeropuerto de Gran Canaria (PDAGG), aprobado en 2001, la capacidad actual de las dos pistas no segregadas que tiene el aeropuerto de Gran Canaria es de 53 aeronaves en hora punta (AHP). Precisamente el PDAGG hablaba de 52 AHP en 2015 según su planteamiento de desarrollo previsible, momento a partir del cual, en teoría sería necesario disponer de una pista para soportar el crecimiento en nº de operaciones que supuestamente se iba a producir.

La realidad ha sido otra totalmente contraria. De 2000 a 2010 el crecimiento en movimiento de aeronaves ha sido cuatro veces menor al previsto y se puede decir que el tráfico de pasajeros se ha mantenido estable.

Según este mismo PDAGG la plataforma de estacionamiento de aeronaves y la zona de pasajeros requerirían actuaciones pero, en ningún caso, se precisaría un nuevo campo de vuelos. Pero aún así el PDAGG concluyó que había que hacer una 3ª pista, todo ello sin una valoración objetiva y técnica que la avalara.

¿Quizás por presiones políticas?

Actualmente la capacidad declarada por AENA para aeropuerto de Gran Canaria es de 36 movimientos/hora, aunque su realidad de capacidad operativa seguramente sea muy superior. Si comparamos el aeropuerto de Gran Canaria, que cuenta con dos pistas no segregadas lo que supuestamente le debe dar una mayor capacidad operativa que otros, con el aeropuerto de Málaga, con una sola pista, el resultado es sorprendente. El aeropuerto de Málaga tiene una capacidad declarada por AENA de ¡37 movimientos/hora!.

Pero estudiemos otro caso aún más llamativo. El aeropuerto de Gatwick en Reino Unido dispone también de una sola pista y mueve 50 aviones a la hora. Este aeropuerto, en 2010, movió 31,4 millones de pasajeros y circularon por él 233.500 vuelos. Mientras, Gran Canaria en 2010, no olvidemos que con dos pistas no segregadas, movió 9,46 millones de pasajeros y 103.000 vuelos. Si en Gran Canaria nos plantean hacer una 3ª pista es que algo falla en todo esto o no nos están contando toda la verdad.

Es evidente que debe haber medidas de eficiencia o de mejora interna que se utilizan en Gatwick o en Málaga y que no son aplicadas en Gran Canaria. ¿Por qué no se consulta a expertos en control aéreo y gestión de aeropuertos para ver qué medidas son necesarias en el aeropuerto de Gran Canaria y así evitar la 3ª pista? Estas acciones pueden suponer un importante ahorro de fondo públicos escasos y que podrán tener una asignación a asuntos realmente necesarios y perentorios.

¿No será que determinados agentes políticos, con otros intereses, que no son los generales, ni siquiera aeroportuarios, presionan para que se invierta dinero público que beneficie a las grandes constructoras, aunque eso sea a costa de generar enormes perjuicios a la colectividad?, ¿No será que lo fundamental es echar a los vecinos de Ojos de Garza, aunque la 3ª pista no haga falta, para poder especular con el suelo rústico que actualmente ocupa el suelo destinado al Parque Aeroportuario?

Como dice el Ministro de Infraestructuras, el Sr. Blanco “No hay peor cosa que un puerto sin tráfico, un aeropuerto sin aviones y un tren sin pasajeros”.

Artículo de opinión de Gilberto Martel, miembro y vocal de Turcón-Ecologistas en Acción.




Visitantes conectados: 692