Piden una normativa municipal de eficencia energética

Ecologistes en Acció de València solicita al Ayuntamiento que elabore una normativa que prohíba que los comercios de la ciudad mantengan las puertas abiertas con el aire acondicionado funcionando.

Denunciamos este despilfarro energético que ocurre en algunos comercios de la ciudad, especialmente establecimientos de moda y de franquicia: con el aire acondicionado funcionando y la puerta abierta de par en par, en pleno meses de verano, lo que favorece que la mayor parte del aire refrigerado se pierde en la calle. Asimismo, a menudo los usuarios se quejan de las bajas temperaturas que soportan en verano cuando frecuentan cines, comercios o establecimientos hosteleros.

En los últimos años, algunos comercios han establecido prácticas “derrochadoras” de energía, cómo el mantener sus puertas abiertas tanto en verano como en invierno, cuando en el local se utiliza sistemas de calefacción o aire acondicionado. Incluso algunos comercios llegan a prescindir de las puertas de acceso. Mientras que los pequeños comercios familiares mantienen normalmente las puertas cerradas.

Los aparatos de aire acondicionado son responsables de gran parte del incremento del consumo energético en la época estival. Un único comercio emite a la atmósfera más de una tonelada de CO2 al mes a base de derrochar la energía de la climatización del aire acondicionado si tiene las puertas abiertas. Estos datos se desprenden del estudio Mentes abiertas, puertas cerradas, desarrollado por la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) en el año 2007. Además, el hecho de cerrar las puertas ahorraría a las tiendas un 75% de su factura eléctrica.

La Autoridad Energética de Long Island (Nueva York) calculó que las tiendas que tienen las puertas abiertas malgastan entre el 20 y el 25% del aire acondicionado que utilizan.

Estas cifras nos dan una imagen de la relevancia que este gasto innecesario tiene en el cambio climático y la nula colaboración por parte de nuestra ciudad para conseguir que España cumpla con los objetivos de reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero como se acordó en el Protocolo de Kioto

El respeto medioambiental y el consumo responsable es asunto de todos y cada uno de los ciudadanos, por lo que desde Ecologistes en Acció de València hemos presentado un escrito a la administración municipal donde solicitamos que establezca una normativa de eficiencia energética en los comercios y establecimientos públicos como en el transporte colectivo basada en evitar el derroche y el que fomente el ahorro energético.

Pedimos a comerciantes un cambio de actitud más adecuado a las medidas establecidas en el Protocolo de Kioto. Que las tiendas inviertan la tendencia y comprendan que buena parte de los ciudadanos valorarán positivamente cualquier detalle que muestre sensibilidad medioambiental y, por otro, a los ciudadanos recomendamos que se dirijan a los responsables para pedir que se corrija esta situación, ya que el consumo energético excesivo nos afecta a todos.

Ecologistes en Acció de València recomienda otras alternativas más respetuosas con el medio ambiente y que utilicen menos energía, sin incrementar el volumen de ruido y la temperatura ambiental exterior:

Mantener puertas y ventanas cerradas cuando funcione el aire acondicionado; utilizar toldos para aislar las mismas y reducir la temperatura en fachadas y solados de terrazas que irradian el calor.

Utilizar ventiladores que consumen menos energía que los aparatos de aire acondicionado; los ventiladores que se instalan en el techo pueden utilizarse también en invierno para distribuir mejor el calor.

Mantener la temperatura del interior de los establecimientos a un nivel adecuado (25º-26º) y un mantenimiento adecuado del aparato para que funcione a óptimo rendimiento.




Visitantes conectados: 713