Protección para la laguna de Consuegra

Laguna de Consuegra

Ecologistas en Acción alerta del deterioro que sufre la laguna de Consuegra en Albendín por las actividades agrícolas del entorno. La organización ecologista ya ha iniciado labores y trabajos de voluntariado ambiental para solicitar la inclusión de la laguna de Consuegra dentro del Inventario Andaluz de Humedales.

La laguna de Consuegra se encuentra muy cerca de Albendín, a unos 700 metros del cortijo del mismo nombre, y a poco más tres kilómetros del pueblo por la carretera C0-6200 de Los Noguerones y el camino de Valdehocinos.

Forma parte de un complejo de varias lagunas ya casi desaparecidas, como se desprende del nombre del paraje en el que se encuentra, Las Lagunitas, y de la simple observación del entorno cercano. Hasta no hace mucho tiempo presentaba una orla de vegetación formada por carrizo, junco y taraje. La escasa vegetación acuática esta formada por macrófitos adaptados a cierta concentración de sales. Los años de gran sequía, han sido aprovechados para arar y roturar todo el vaso lagunar, promover las captaciones de aguas subterráneas y las plantaciones de olivos, que llegan hasta la misma cubeta lagunar. Esto ha motivado que poco a poco disminuya su capacidad de recoger agua, llevándola hasta casi su desaparición.

En los últimos años, las lluvias abundantes nuevamente han favorecido la creación de una lámina de agua de medio metro de profundidad y una extensión de casi dos hectáreas, lo que ha supuesto que muchos olivos se hayan secado y que este humedal recupere parte de su pasado esplendor. En estos momentos, posee una densa vegetación herbácea en la mitad de su perímetro y después de muchos años sin aves, se ha podido comprobar la reproducción de varias acuáticas; Cigüeñuela, Chorlitejo chico, Gallineta y Focha común, y otras de paso como el Flamenco común, Garcilla bueyera y el Aguilucho cenizo. En estos días, el nivel del agua ya esta bajando notablemente y las labores agrícolas están erosionando y rellenando toda la superficie de la laguna.

Ecologistas en Acción ya ha iniciado una serie de actividades y trabajos de campo con los voluntarios ambientales que se centraran en conocer la evolución de este humedal y todo el entorno, el objetivo será su inclusión en el Inventario Andaluz de Humedales. Su conservación junto al resto de los demás lagunas de Baena supone un atractivo natural y turístico muy importante para toda la Mancomunidad del Guadajoz y Campiña Este.

Actualmente solo la Quinta y el Rincón del Muerto, están incluidas en el Inventario Andaluz de Humedales y se está, a la espera de que pronto se puedan ampliar a las lagunas de Cortijo Viejo, Casasola, la Roa y Butaguillos.