Salvado por unas condiciones meteorológicas favorables

Como todos los años por esta fecha vuelve a producirse un incendio en el Parque Natural de la Devesa del Saler, y van más de doce incendios en los últimos diez años, esta vez han sido dos hectáreas la superficie quemada en las proximidades del Tafalloc de la Rambla.

Afortunadamente gracias a las condiciones meteorológicas favorables se ha podido extinguir con cierta facilidad. Una vez más este hecho nos indica la desidia que arrastra la administración municipal en la preservación de este espacio tan querido por los habitantes de la ciudad. Quizás el próximo incendio no tengamos la misma suerte y tengamos que lamentar la pérdida de este ecosistema.

Ecologistes en Acció de València exige al Ayuntamiento de Valencia que de una vez por todas se acometa con urgencia una gestión forestal planificada que contemple medidas preventivas en lugar de inversiones costosas en operativos de extinción.

Esta prevención contemplaría labores de clareo y reducción de la biomasa, verdaderos cortafuegos naturales, utilizando mecanismos no agresivos con el medio. Subvencionar la extracción de la biomasa y fomentar su reutilización en sustitución de fuentes de energía de origen fósil creando a su vez nuevas fuentes de empleo. Control de acceso de personas y racionalización de las actividades que se producen en el parque. Realización y mantenimiento de fajas auxiliares en los márgenes de carreteras y limpieza en los senderos del interior de la pinada que facilitan el trabajo a los medios de extinción en caso de incendios en sustitución de las actuales fajas cortafuegos que ocasionan un gran impacto paisajístico y erosión del suelo en caso de lluvias torrenciales.