Control y más vigilancia en la media veda

Ecologistas en Acción de Andalucía solicita a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía que extreme la vigilancia de los cotos durante la media veda. Esta práctica cinegética propicia la caza ilegal y furtiva tanto de especies cinegéticas como protegidas.

Una vez más la media veda comienza sin que la reproducción de las especies de aves objeto de esta práctica haya finalizado, en contradicción con lo que marca la normativa estatal y europea. Y, lo que es peor, se centra sobre todo en dos especies, la tórtola común y la codorniz, cuyas poblaciones están en regresión a escala estatal.

Ante la escasez de piezas y el exceso de licencias y cupos, la media veda se torna en una de las épocas del año más peligrosa para las especies amenazadas. Es uno de los momentos en que más ejemplares de especies protegidas son disparados. La falta de paciencia y de escrúpulos hace que cazadores desaprensivos terminen por desfogarse contra cualquier tipo de animal y no sólo contra los que está autorizado matar.

Por ello, Ecologistas en Acción pide a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, que extreme la vigilancia de los cotos y el control de las tiradas en media veda, en particular en los cotos intensivos. Pide que se realicen patrullas de vigilancia específicas y se actúe con contundencia con los infractores y los cotos en los que éstos sean detectados. Multas, retiradas de licencia y suspensión de acotados son sanciones que si se aplicaran serían disuasorias de las prácticas ilegales en media veda.