Una semana europea de la movilidad devaluada en Sevilla

El 16 de Septiembre comienzan los actos organizados por el Ayuntamiento para “celebrar”
en Sevilla esta iniciativa Europea, pero no hay nada que celebrar.

Porque en los tres primeros meses del nuevo equipo de gobierno se han dado significativos pasos atrás en materia de movilidad. Como la derogación del Plan Centro, que había liberado al casco histórico del acoso vehicular que venía sufriendo, y la eliminación de la Oficina de la Bicicleta, por ejemplo. Y todo ello sin ese diálogo, participación y consenso que tanto
invocó el nuevo alcalde en su campaña electoral de años.

Estas razones han llevado a Ecologistas en Acción de la ciudad de Sevilla y otras entidades ciudadanas, una treintena, a crear el Foro por la Movilidad Sostenible de Sevilla (FoMoSo), que ayer mismo se presentó ante la sociedad en rueda de prensa. Y también, como a otras asociaciones, a no participar en las actividades, por no decir “entretenimientos cosméticos” organizados desde el Ayuntamiento para celebrar esta SEM.

E, incluso, a coorganizar, como primera acción en el marco del FoMoSo, una gran manifestación el próximo 22 de septiembre, Día sin Coches, para exigir al Ayuntamiento que, en efecto, trabaje en pos de reducir el exagerado y creciente uso del coche en la ciudad y de fomentar el de los modos de transporte con menor impacto y mayor sostenibilidad: caminar, la bicicleta y el transporte colectivo.

No obstante, Ecologistas en Acción quiere aprovechar la ocasión que brinda la Semana Europea de la Movilidad, que cada año se celebra entre el 16 y el 22 de septiembre y que en esta ocasión suma a más de 600 ciudades españolas, para lanzar un mensaje en relación con esta materia.

Así, hemos de recordar que en los entornos urbanos la calidad de vida y la
salud de la población están íntimamente ligadas al uso del coche. De
hecho, el tráfico a menudo es el agente que más degrada la calidad de vida en las ciudades, puesto que es el principal generador de contaminación del aire, ruido y siniestralidad, entre otros problemas.

La convocatoria de la Semana Europea de la Movilidad se planteó por
primera vez el año 2002. Con ella, se pretende promover la realización de
actividades previas al Día sin Coches (22 de septiembre), con el objetivo
de informar, concienciar y dar participación a la ciudadanía en la tarea
de mejorar la calidad de vida de las ciudades y áreas metropolitanas. En
último término, se trata de reducir el número de coches en circulación y
demostrar en la práctica los beneficios que reporta el que los
automovilistas dejen el coche en casa.

El lema de la Semana Europea de la Movilidad de 2011 (16 al 22 de
septiembre) es “Desplázate de forma eficiente: ¡mejora tu movilidad!”. La
eficiencia, en este caso, se refiere sobre todo al menor consumo
energético. Desplazarse en coche es la causa del principal consumo
energético de los españoles, y la mitad de las emisiones por esta causa se
producen en ámbitos metropolitanos.

Pero es que, además del consumo energético, el tráfico de nuestras
ciudades es responsable directo de la merma de calidad de vida y salud de
quienes vivimos en ellas:

- Calidad del aire: los datos muestran a las claras la magnitud de este
problema. Un 79% de la población española respira aire contaminado, según los estándares de la Organización Mundial de la Salud. Si tenemos en cuenta sólo los límites marcados por la legislación vigente, más laxa, son más de 6 millones de personas las que en el Estado español viven en
ciudades con alta contaminación [1]. En todo caso, los estudios demuestran que más de 16.000 personas fallecen cada año de forma prematura en nuestro país a causa de la contaminación del aire. Hasta el 80% de esta contaminación, según qué contaminantes, tiene su origen en el tráfico.

- Ruido: nuestras ciudades son muy ruidosas, y cuantitativamente el
principal generador de este ruido es el tráfico. Muchos estudios concluyen
que las consecuencias sobre la salud de los niveles de ruido prolongados
que genera el tránsito de automóviles resultan equiparables, o incluso son
superiores, a las provocadas por la contaminación del aire [2].

- Siniestralidad: aunque la siniestralidad por accidentes de tráfico se ha
reducido mucho en carretera, este descenso ha sido menor en zonas urbanas.

Según los datos más recientes de la DGT [3], los atropellos son la primera
causa de muerte por accidente de tráfico en la ciudad, y en 2009
ocasionaron 584 muertes, y 5.175 heridos graves, además de 56.863 leves.

En definitiva, resulta patente que, como reza el lema de la Semana Europea de la Movilidad, mejorar nuestra movilidad supone desplazarnos menos en coche y más en bicicleta o andando, así como con un mayor uso del transporte público. Por este motivo, Ecologistas en Acción exige al nuevo equipo gobierno de Sevilla que desarrolle durante su mandato unas políticas consecuentes con este objetivo, y no meras declaraciones y
“celebraciones” en pro de la movilidad sostenible.