Solicitan la inmediata declaración de espacio protegido de la Sierra de Béjar y Candelario

Ecologistas en Acción de Salamanca solicita la inmediata declaración de espacio protegido de la Sierra de Béjar y Candelario terminando de una vez con los intereses empresariales de Gecobesa.

Tras el anuncio de Gecobesa de pedir a algunos ayuntamientos el apoyo a sus intereses empresariales en La Covatilla , Ecologistas en Acción de Salamanca señala que este proyecto empresarial parece haber demostrado claramente su baja solvencia, y su aparente necesidad continua de dinero público, en lugar de que éste vaya directamente a los vecinos de la comarca a través de los derechos del Parque Natural como ocurre actualmente en la Sierra de Francia-Batuecas y en Arribes del Duero. Prueba de ello es este nuevo comunicado que pretende que algunos ayuntamientos se sumen en su presión a la administración pública ante una posible captación de fondos.

Ecologistas en Acción de Salamanca solicita a los ayuntamientos que pidan a la Junta de Castilla y León que vele por la integridad de la zona agilizando los documentos normativos contemplados en la Ley de Patrimonio Natural y la Biodiversidad (Ley 42/2007) que obligan a elaborar las Directrices o Planes de Gestión de Conservación de la Red Natura 2000 para la Declaración de Espacio Natural Sierras de Béjar y Candelario.

Intereses empresariales como La Covatilla ponen en peligro la Declaración de Parque Natural de las sierras de Béjar y Candelario, estando muy lejos de ser un “motor de desarrollo de la zona”, a pesar de que parece que se orquesta de forma cada vez más cotidiana herramientas de marketing empresarial que no dudan en lanzar datos económicos difícilmente justificables, ya que como denunció la plataforma por el Parque Natural de Candelario en el año 2007 la metodología que emplean para los cálculos carece de rigor científico al no definir la zona de influencia económica ni la metodología y fuentes empleadas en este cálculo.

Otro de los aspectos a puntualizar respecto al comunicado que ha emitido la empresa GECOBESA es la ausencia en la lista de ayuntamientos a los que enviarán esta petición del Ayuntamiento de Solana de Ávila. Este municipio gobernado por el PSOE colinda con los terrenos que ocupa La Covatilla, son precisamente estos terrenos los que en el año 2009 el accionista mayoritario de GECOBESA Francisco Montero pretendió adueñarse, hasta que el juzgado de Piedrahita falló en su contra.

Ecologistas en Acción de Salamanca solicita a GECOBESA que aclare los motivos por los que ha excluido del envío a este y otros ayuntamientos. Este comunicado parece una estrategia más destinada a presionar a la administración pública ante una posible concesión de dinero de toda la ciudadanía. “En una época de crisis donde los recortes en derechos y servicios son cada día más frecuentes observamos atónitos como se transfieren derechos públicos a intereses privados aún cuando estos generen un importantísimo deterioro ambiental y social” manifiestan desde la asociación

Estos datos olvidan además hacer un repaso del gasto público en esta quimera hasta el momento:
- El Ayuntamiento de Béjar arrendó en 1997 los terrenos a los propietarios en 500.000 pesetas anuales. Posteriormente el Ayuntamiento ha adquirido 122 Has. en La Cardosa por 366.000 euros (61 millones de pesetas).
- El coste del telesilla e instalaciones anejas ha sido de 2,86 millones euros (476 millones de pesetas), para lo cual se contaba con una subvención del 70% de fondos FEDER de la Unión Europea. Dicha subvención fue paralizada por la Comisión Europea al existir indicios de incumplimiento de la normativa comunitaria en materia ambiental y posteriormente el Ayuntamiento de Béjar renunció a su percepción. Fue la Junta de Castilla y León la que se encargó de suplir esta ayuda librando una subvención directa al Ayuntamiento de Béjar de 2 millones de euros (332 millones de pesetas) con el fin de pagar las deudas contraidas.
- La carretera de acceso a La Covatilla, cuyo coste fue de casi 1,5 millones de euros (246 millones de pesetas), ha sido financiada por la Diputación Provincial y la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León a partes iguales.
- Además el Ayuntamiento de Béjar "condonó" a GECOBESA el pago del canon anual al que se había comprometido (10 millones de pesetas durante cinco años, prorrogables otros cinco) en la oferta que le permitió hacerse con la gestión en competencia con otra empresa que ofertaba mayor cantidad. La Junta de Castilla y León ha aprobado una subvención de 60.101 euros (10 millones de pesetas) al Ayuntamiento de Béjar para la ampliación del aparcamiento y la Diputación otra de 270.455 euros (45 millones de pesetas) para ampliación de instalaciones. En los ultimos mese la Diputación de Salamanca prometió una ayuda de 215.000€ para la ampliación del parking de la estación de esquí.

Todo ello nos permite insistir en que este proyecto ha sido y es un fraude, tanto de expectativas creadas artificialmente como de dinero público. Ecologistas en Acción reitera su apoyo al uso turístico de la Sierra y al esquí de travesía, siempre que sea respetuoso con el medio natural, pero continuará manifestando su opinión contraria al actual modelo de explotación turística en La Covatilla por coherencia, dado que todos los informes técnicos señalan la incompatibilidad de esta instalación con la preservación del medio natural e incluso está en cuestión la viabilidad económica del proyecto.

Hasta el Estudio de Impacto Ambiental encargado por el Ayuntamiento de Béjar señalaba un impacto severo y recomendaba buscar alternativas, por lo cual desde Ecologistas en Acción se presentó una propuesta de uso turístico respetuosa con el medio que, sin embargo, no fue tenida en cuenta. “ Un ayuntamiento debe velar por los intereses de la ciudadanía presente y futura, si hipoteca los recursos de la zona en manos de intereses empresariales se convierte en un lobby” manifiestan desde esta asociación.