La remodelación de la Plaza Mayor acabará con árboles centenarios

Ecologistas en Acción de Guadalajara, ha comenzado a recibir las quejas y preocupación de vecinos de Marchamalo por la posible eliminación de varios ejemplares de árboles centenarios si se llevara a cabo el Proyecto de Remodelación de la Plaza Mayor de Marchamalo, que el Consistorio tiene sobre la mesa, y para el cual ha destinado ya 9000 euros.

Desde Ecologistas en Acción consideramos que la destrucción del Patrimonio Natural, como son los árboles, supone un atentado contra la naturaleza, pero también contra la cultura y las raíces de los vecinos que han pasado la historia junto a estos monumentos naturales.

La falta de sensibilidad que nuestros gestores demuestran diariamente en nuestra provincia, se puede comprobar de nuevo ante este nuevo proyecto que, de llevarse a cabo, acabaría con ejemplares de más de cien años. Los mas longevos son unos plataneros (junto a la iglesia), pero la Plaza Mayor de Marchamalo, que en la actualidad goza de muy buena estética y planificación, reúne otras especies como cedros, olmos y diferente coníferas.

Desde Ecologistas en Acción de Guadalajara pedimos al Ayuntamiento que respete todos y cada uno de los árboles, y destinen el dinero a lugares que realmente más lo necesiten. Hemos solicitado una reunión con el señor alcalde Don Rafael Esteban, encontrándonos al día de hoy a espera de que la apretada agenda del señor edil encuentre un hueco para reunirse con nuestra organización.

Insistimos una vez mas, en la necesidad de salvaguardar el arbolado urbano por las vitales funciones que cumplen, por tratarse de monumentos naturales que hacen las ciudades y pueblos mas confortables y por su valor cultural e histórico. Hay que recordar que los árboles son seres vivos y que no deben seguir tratándose como mero mobiliario urbano.

Hacemos un llamamiento a la razón y esperamos que se reconsidere la no eliminación de arbolado urbano en el proyecto de remodelación de la plaza.

Ecologistas en Acción de Guadalajara, junto a los vecinos que se oponen a este proyecto, pondrán en marcha una campaña de recogida de firmas y la distribución de octavillas informativas que expliquen los beneficios de los árboles y su importante función en las ciudades.