Multa de 60.100 euros a Golf El Puerto por riego ilegal

La Consejería de Medio Ambiente de Andalucía ha sancionado a la empresa Golf El Puerto, propietaria del campo de Golf Viña Rango en El Puerto de Santa María (Cádiz), con una multa de 60.100 euros por incumplimiento de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Dicha DIA obligaba a la empresa a regar con agua reciclada de la depuradora de aguas residuales Las Galeras, pero la empresa lleva tres años regando el campo con agua del acuífero y del canal de riego de la Costa Noroeste proveniente del río Guadalete, para lo esta empresa no tiene concesión de ningún tipo. Hay que tener en cuenta que un campo de golf de 18 hoyos puede consumir unos 600.000 m3 de agua al año, que puede elevarse a más de 800.000 m3 cuando se construyan las urbanizaciones previstas. O sea, el campo de golf de Viña Rango está utilizando de forma ilegal el agua equivalente al consumo de una población de 20.000 habitantes.

Esta sanción se impone ante las denuncias presentadas por Ecologistas en Acción, denuncias que también han sido reiteradamente presentadas ante el Ayuntamiento, que nunca ha actuado para acabar con esta situación de ilegalidad. El tiempo ha dado la razón a la organización ecologista, y ahora los responsables municipales deberán explicar el por qué de su connivencia con esta empresa.

Así mismo, Ecologistas en Acción ha interpuesto un Recurso Contencioso Administrativo ante la modificación ilegal que ha realizado la Consejería de Medio Ambiente de la mencionada DIA. Lo cosa no puede ser más sorprendente, la empresa no cumple con las condiciones de la autorización en cuanto al origen del agua, por lo que es sancionada, pero ahora la Delegación de Medio Ambiente modifica, sin seguir el más mínimo procedimiento legal, esta condición, autorizando de ahora en adelante a la empresa Golf El Puerto a regar su campo de golf con agua del mencionado canal, para lo que no tiene concesión de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Ecologistas en Acción considera un escándalo que se estén vertiendo al mar 5 Hm3 al año desde Las Galeras y se autorice el riego con agua del Guadalete, sin que la Consejería de Medio Ambiente tenga potestad para modificar dicha DIA, ni de autorizar riego desde el citado canal de riego. Dicho Recurso ha sido admitido a trámite y se espera que los tribunales anulen dicha modificación fraudulenta de la DIA y se imponga de nuevo la obligatoriedad de regar con aguas recicladas.