¿Dónde está la postura “verde” del Gobierno con la PAC?

Después de muchos meses en los que, desde el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM), se venía repitiendo hasta la saciedad la apuesta por la PAC “verde” llega la hora de la verdad. El Gobierno acaba de hacer pública su postura, consensuada con las comunidades autónomas, en la que se demuestra su nula apuesta real por una PAC “verde”.

La semana pasada la Comisión Europea hacía público el primer borrador sobre la reforma de la PAC. La reacción a este documento por parte del Gobierno y de las comunidades autónomas es tremendamente decepcionante a juicio de Ecologistas en Acción.

Una de las líneas básicas de comunicación del MARM durante los meses previos era que apostaban por una PAC “verde”. Cuando ha llegado la hora de la verdad, una vez más, se muestra como el Gobierno no apuesta realmente por la sostenibilidad.

Entre las propuestas de la Comisión Europea se encuentra el ligar, al menos, un 30% de las ayudas a políticas de “verdeo”, como la rotación de cultivo, el uso del barbecho, el mantenimiento de pastos o la agricultura ecológica. La propuesta de la Comisión Europea ya aparece vacío de contenidos y con medidas claramente insuficientes al respecto, y no exige el cumplimiento de la Directiva Marco del Agua (Directiva 2000/60/CE) ni las directivas sobre pesticidas o contaminación por nitratos. En cualquier caso, este es uno de los aspectos contra los que luchará el Gobierno, apostando por rebajar este porcentaje.

Las afirmaciones del Gobierno, según las cuales el Estado español ya tiene un nivel de “verdeo” alto en su agricultura chocan frontalmente con una realidad agrícola caracterizada por la contaminzación por nitratos en el agua subterránea (el 75% de las tierras agrícolas supera los niveles permitidos) y por pesticidas en agua y suelo. Y esto por no hablar de una ganadería fuertemente estabulada y dependiente de la importación de proteínas vegetales desde lugares como Argentina. En cualquier caso, si efectivamente fuese cierto que la agricultura española ya es “verde”, ¿por qué pedir la rebaja de ese porcentaje? La contaminación genética por parte de los cultivos modificados genéticamente (transgénicos) tampoco es considerada como algo a eliminar.

Ecologistas en Acción sí comparte con el Gobierno y las comunidades autónomas la importancia de que las zonas con valores ambientales especiales, como las recogidas en la Red Natura 2000 o regiones montañosas, se puedan acoger a este porcentaje de ayudas al “verdeo”.

La postura del Gobierno y las comunidades autónomas también muestra su cariz insostenible cuando muestra su apuesta por el regadío. Esto se plasma en el intento de que no se limite al 25% el apoyo a este método de cultivo en nuestro contexto climático, donde la situación de sobreexplotación de acuíferos es ya dramática en muchos territorios.

Una agricultura sostenible es aquella que sostiene un mundo rural vivo, es decir, aquella que apuesta por un mayor número de explotaciones familiares, basadas en una agricultura sostenible y ecológica, y en la ganadería extensiva. Para ello es imprescindible que las ayudas lleguen a quien se dedica a la agricultura, no a quien vive de las rentas de sus tierras. En ese sentido la postura del Gobierno vuelve a ser, para Ecologistas en Acción, decepcionante, pues no intenta modificar, más que en el porcentaje, la propuesta de la Comisión Europea que define el/la agricultor/a activo como quien recibe al menos un 5% de ayudas. La definición de agricultor/a activo/a debería ir condicionada por las rentas que se reciban por el trabajo agrario, no por las ayudas. Además, la propuesta debería incluir a los/as jornaleros/as.

Respecto a la propuesta de la Comisión de ligar las ayudas a las hectáreas cultivadas, que el Gobierno ve como una meta a medio plazo, Ecologistas en Acción considera que solo va a favorecer a las grandes rentas y a un manejo más intensivo. Las ayudas se deberían ligar a las personas que trabajan la tierra con criterios de sostenibilidad en el manejo, de dinamización de la economía rural y de lucha contra el cambio climático.

Por último, la postura del Gobierno y las comunidades autónomas resulta muy ambigua respecto a los mecanismos de mercado a introducir en la reforma de la PAC. Para Ecologistas en Acción debe buscarse de forma prioritaria garantizar un precio de la producción justo para quien trabaja la tierra como mecanismo básico de la PAC, así como para quien consumo, reduciendo el poder de negociación y los márgenes de beneficio para la gran distribución. Esto implica dar al agricultor/a la capacidad de fijar los precios de la producción con la ayuda de cuotas, sacando a la agricultura de la OMC y prohibiendo la especulación con alimentos en los mercados financieros. Garantizar unos precios de comercialización justos para los/as productores/as debería un elemento básico y fundamental de la nueva PAC, lo que permitiría la progresiva reducción de la necesidad de ayudas.


septiembre de 2017 :

agosto de 2017 | octubre de 2017



Visitantes conectados: 484