Control sobre las organizaciones sociales

Ecologistas en Acción denuncia que la Consejería de Medio Ambiente (CMA) ha organizado unas jornadas en Villaluenga con el propósito de constituir grupos de voluntarios del Parque Natural Sierra de Grazalema controlados por la propia Consejería.

En dichas jornadas solo han intervenido como ponentes miembros de la propia CMA, sin que se haya permitido la participación de asociaciones que, como Ecologistas en Acción, vienen trabajando desde hace décadas en proyecto de conservación de la naturaleza basados en un verdadero voluntariado, sin interferencias ni tuteas de la administración.

No es la primera vez que la CMA intenta controlar con medios, dinero y funcionarios públicos, el movimiento de voluntariado ambiental, lo que supone, además de una falta de ética política, una clara vulneración de la Ley 7/2001 del Voluntariado de Andalucía que determina claramente que:

· El carácter autónomo y dinámico del movimiento voluntario constituye un valor a proteger y fomentar. ………

· El voluntariado organizado es el que se desarrolla a través de entidades sin ánimo de lucro.

· La acción voluntaria organizada se fundamenta en la autonomía respecto de los poderes públicos y económicos como principio que ampara la capacidad crítica e innovadora de la acción voluntaria.

· Sólo de forma excepcional ante situaciones imprevistas de catástrofes y emergencia general, y a falta de otras posibilidades de actuación, podrán las Administraciones Públicas promover acciones voluntarias.

El intento de la CMA por controlar el voluntariado provocó la intervención del Defensor del Pueblo, que aprobó una Resolución, en la que se dejaba claro que esta pretensión supone “una contravención del principio de autonomía respecto a los poderes públicos que establece la Ley 7/2001 del Voluntariado” y “una vulneración o limitación indebida del derecho a la independencia y autonomía que reconoce a las entidades que desarrollan programas de acción voluntaria”.

No deja de ser escandaloso e inaceptable que la CMA recorte inversiones y personal en proyectos de defensa del medio ambiente, mientras dedica funcionarios con sueldo público a “Coordinar redes de voluntarios”, cuando los voluntarios trabajamos gratis.

Ecologistas en Acción solicitó –y ni se nos contestó- participar en esas jornadas para presentar la que ha sido la campaña de voluntariado de mayor entidad que jamás se ha desarrollado en este parque natural, movilizando durante 12 años a un total de 5.783 voluntarios/as y procediendo a reforestar un total de 35 hectáreas que resultaron calcinadas en Monte Prieto en el pavoroso incendio de septiembre de 1992. Pues bien, a esa Consejería este proyecto no le merece el menor interés y estos miles de voluntarios no le merece la más mínima consideración.

Por todo ello Ecologistas en Acción, ha solicitado a la Consejería de Medio Ambiente que desista de “organizar” grupos de voluntarios en el parque natural dependientes y controlados por esa administración por entender que supone un clara vulneración de Ley 7/2001 del Voluntariado, y que cuente con las asociaciones de defensa del medio ambiente existentes en el parque natural para colaborar en la conservación de este espacio protegido.




Visitantes conectados: 757