Fumigaciones junto al colegio público El Santiscal

Para Ecologistas en Acción el derecho a la salud debe prevalecer sobre el derecho a hacer rentable una agricultura realizada en terreno urbano.

Una directiva europea prohíbe fumigaciones en zonas educativas, parques, jardines y lugares frecuentados por personas. El lugar donde desde hace años se realizan fumigaciones periódicas es una zona urbana de uso público, según el PGOU de Arcos, situada al lado del CEIP El Santiscal, por lo que el equipo de gobierno actual no debería de permitirlas. Los equipos de gobiernos anteriores lo consintieron, incluso no obligaron a poner carteles informando del tratamiento realizado al lado de un colegio público con cientos de escolares expuestos a productos tóxicos, como se pudo observar la semana pasada, con viento a favor y en período lectivo.

La normativa, también obliga a avisar mediante todos los métodos posibles a los vecinos (buzoneo, prensa, radio, etc.). No se han tomado todas las medidas de prevención obligatorias, por lo que los paseantes no saben que la zona ha sido envenenada, con los consiguientes riesgos para vecinos, niños o animales domésticos.

En el PGOU de Arcos, el terreno fumigado es zona urbana de uso público y hay un colegio, un camping, una paseo de personas y ciclistas y viviendas, no respetándose una zona de seguridad. La zona afectada, según los ecologistas, debería de ser clausurada conforme al plazo de seguridad del producto utilizado.

Son muchos los vecinos de localidades andaluzas que han tenido que llevar estas agresiones contra la salud a los juzgados, ante la pasividad de las autoridades locales, produciéndose sentencias a su favor.

Se estima que el 20% del total de enfermedades que se producen en los países industrializados son de origen medioambiental. Se asegura por las autoridades ambientales que los plaguicidas pueden ser causantes de diversas enfermedades inmunológicas, endocrinas, neurológicas y incluso de leucemias infantiles.

Desde Ecologistas en Acción, ante las quejas de muchos vecinos, se pide al ayuntamiento que actúe con urgencia, por si mismo o ante las autoridades competentes, para evitar estas fumigaciones al lado de un centro escolar, en zona urbana y sin las medidas de prevención obligatorias.