Plan de Calidad del Aire: más vale tarde que nunca

Todas las versiones de este artículo: [Català] [Castellano]

Ecologistas en Acción hace una valoración positiva con matizaciones del Plan Nacional de Mejora de la Calidad del Aire que acaba de aprobar el Consejo de Ministros. Se trata de un plan con medidas adecuadas, muchas de ellas coincidentes con las que ha defendido esta organización ecologista. Pero llega muy tarde y, sobre todo, existen dudas sobre si se llevarán a la práctica las medidas más audaces, puesto que dependen de otras administraciones que no son proclives a su aplicación.

Ecologistas en Acción se muestra satisfecha por la aprobación del Plan Nacional de Mejora de la Calidad del Aire, aunque expresa dudas sobre su futuro. Su valoración se puede resumir en tres ideas: 1) las medidas que propone el Plan son sensatas y razonables; 2) llega tarde, porque llevamos años incumpliendo los límites máximos; y 3) difícilmente se llevarán a la práctica las medidas más eficaces, por mucho que sean necesarias y sensatas.

1) Un plan sensato

La diagnosis que plantea el Plan Nacional de Mejora de la Calidad del Aire (PNMCA) coincide con la que viene realizando Ecologistas en Acción: el problema de la contaminación del aire es muy serio y hay que atajarlo con medidas eficaces. Para ello, se plantean actuaciones que reducirían el uso del coche, el principal agente contaminante de nuestras zonas metropolitanas: creación de zonas urbanas de atmósfera protegida, donde se limite el paso de coches en momentos de alta contaminación; limitaciones de velocidad; etc. También hay medidas fiscales, dirigidas a fomentar coches más limpios. Sin olvidar las medidas dirigidas a otros sectores que también contribuyen de forma importante a ensuciar el aire: construcción, industria, calefacciones, puertos y aeropuertos, etc.

Entre las principales carencias, destacar el olvido de objetivos para uno de los principales contaminantes, las partículas finas PM2,5, quizá porque los límites no son obligatorios hasta 2015. También resulta significativo que una de las medidas que haya desaparecido con respecto a borradores anteriores sea la propuesta de instaurar peajes urbanos, una medida que ha resultado muy eficaz en las distintas ciudades que la han puesto en práctica.

2) Llega tarde

Más vale tarde que nunca. Pero llevamos años incumpliendo la legislación de calidad del aire, así que ya era hora que el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino actuara impulsando actuaciones como las que se proponen en el Plan. Conviene recordar que los objetivos de partículas PM10 son obligatorios desde 2005, los de NO2 desde 2010. Sin embargo, el Plan aprobado plantea como objetivo que no se superen ningún valor límite para 2015, cuando eso debería estar ocurriendo ya.

3) Muchas medidas no se llevarán a la práctica

Desgraciadamente para nuestra salud, buena parte de las medidas que plantea el Plan es difícil que se lleven a la práctica, pues dependen de departamentos diferentes, con una sensibilidad más que dudosa sobre estos asuntos.

Así, por ejemplo, el PNMCA plantea implantar limitaciones de velocidad en las zonas de acceso a las áreas metropolitanas, y acabamos de ver cómo la Generalitat de Catalunya ha prácticamente abolido esta misma medida después de que funcionara bien durante tres años. Y eso que el área metropolitana de Barcelona incumple nítidamente los límites legales de varios contaminantes.

Otro ejemplo: el PNMCA plantea la creación de Zonas Urbanas de Atmósfera Protegida (ZUAP), donde restringir el tráfico de automóviles para garantizar el derecho a respirar aire sano de quienes las habitan. Pues bien, esta misma medida estaba contemplada en la Estrategia de Calidad del Aire de la ciudad de Madrid, de 2006, y se pospuso una y otra vez sin llegar a aplicarse nunca, a pesar de que la capital es una de las zonas más contaminadas de España y cada año supera los límites legales de contaminación.

Otro. Se plantea la creación de carriles Bus-VAO, para el tránsito prioritario de autobuses o coches varios ocupantes, en las zonas metropolitanas. Pero el único que existe en España, el de la A-6 de Madrid, se inauguró en 1995, y a pesar de su éxito no ha servido para que el Ministerio de Fomento pusiera en marcha ningún otro, mientras se continúa con una política insostenible de construcción y ampliación de autovías metropolitanas.

En definitiva, Ecologistas en Acción da la bienvenida a este plan, defenderá su puesta en práctica para preservar el derecho de los ciudadanos a respirar aire limpio, pero lamenta que se apruebe tan tarde, y más con las incertidumbres que existen sobre la continuidad y puesta en práctica de las propuestas que contiene.


septiembre de 2017 :

agosto de 2017 | octubre de 2017



Visitantes conectados: 610