CEPSA contamina cada vez más

A pesar de sus intentos de lavado de cara ambiental, hay que recordar que CEPSA cuenta con instalaciones de gran peligrosidad como los tanques de combustible construidos tras destruir una zona de pinos y sabinas de alto valor ecológico, y que entre sus emisiones se cuentan decenas de toneladas de sustancias cancerígenas como el Benceno, así como cantidades importantes de Mercurio. CEPSA es también la empresa de nuestra provincia que está a la cabeza de las emisiones de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático.

Ecologistas en acción sospecha que esta empresa está utilizando gas natural como combustible principal en la unidad de cogeneración con que cuenta, lo que puede suponer que se estén quemando otros gases mucho más contaminantes en los mecheros que no cuentan con controles de medición de emisiones. La intención anunciada por CEPSA de aumentar su volumen de negocio en la producción de electricidad, construyendo otra central de ciclo combinado a pesar de conocer los efectos combinados que estas pueden producir en la situación de contaminación de Huelva es un indicador de la falta de respeto hacia el medio ambiente y la salud de la ciudadanía por parte de esta empresa.

Tras haber observado el aumento de la quema de gases en los mecheros de sus instalaciones, Ecologistas en Acción teme que buena parte de los gases residuales y más contaminantes de los procesos de producción de CEPSA, que eran los que teóricamente se debían estar empleando en la unidad de cogeneración, se estén vertiendo sin control y sin más tratamiento que el de su combustión en dichos mecheros.

Ecologistas en Acción de Huelva exigirá a la Consejería de Medio Ambiente que redoble su vigilancia ante los posibles fraudes contaminantes que esta empresa, y otras, puedan estar tentadas de cometer bajo el paraguas de los lucrativos negocios de cogeneración eléctrica. Hay que recordar que varias empresas de Huelva y provincia cuentan con proyectos de cogeneración que se presentaron inicialmente combinados con placas solares fotovoltaicas, sin que éstas estén funcionando en la práctica. Éste fue el caso de ENDESA y su central de la Punta del Sebo que tras engañar hace unos años a la ciudadanía anunciando instalaciones de energía solar, está ejecutando obras de construcción de una nueva central contaminante de ciclo combinado, aún sin contar con las correspondientes licencias ambientales, gracias a la complicidad de las autoridades locales y de la Junta de Andalucía.