Proyectos urbanísticos en el Llano Central y Nazareno

La Federación de Ecologistas en Acción de Almería, la Asociación Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar y el Grupo Ecologista Mediterráneo quieren mostrar su frontal rechazo a los nuevos proyectos especulativos residenciales y turísticos del Llano Central (en el Levante Almeriense) y el Nazareno (en el entorno natural de Cabo de Gata-Níjar, en Níjar).

Estas asociaciones rechazan que las administraciones locales y autonómicas quieran seguir promocionado estos macro proyectos urbanísticos que suponen un atentando contra el medio ambiente y la ordenación del territorio. A juicio de las asociaciones ecologistas parece que los responsables políticos no han aprendido cuáles han sido las consecuencias de la crisis económica que sufrimos, donde el modelo del ladrillazo solo ha dejado altas tasas de desempleo, un modelo de ciudades totalmente insostenibles y una destrucción del medio ambiente y el litoral.

El Llano Central proyecta 3 campos de golf, 20.000 viviendas y varios complejos hoteleros. Las asociaciones ecologistas consideran desproporcionadas estas nuevas previsiones y fuera de toda lógica económica que no se base exclusivamente en la especulación. Este proyecto es contrario al modelo de ciudad compacta y fomenta un crecimiento difuso totalmente alejado de los parámetros de sostenibilidad ambiental en materias como la movilidad urbana o la gestión del agua y residuos.

Más lógico a juicio de las asociaciones firmantes sería priorizar la rehabilitación del parque residencial existente y promocionar un turismo de calidad y sostenible que aproveche las infraestructuras ya creadas.

La zona residencial y turística en el Nazareno pretende establecer un campo de golf de 27 hoyos, 2.500 viviendas y 1.000 plazas hoteleras ubicadas en los limites del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. Las asociaciones firmantes siempre han mostrado la oposición a este proyecto realizando alegaciones en la fase de exposición publica del POTAUA.

Este proyecto promociona un modelo de ciudad difusa, elimina la zona de amortiguación natural en el Parque Natural y aumenta el consumo hídrico. No se entiende cómo se quiere instaurar un campo de Golf, cuando la misma Junta de Andalucía esta promocionando el proyecto turístico de Hoya Altica (con campo de golf de 15 hoyos) en la zona de Retamar y cuando el Toyo no termina de despegar ni económicamente ni socialmente.

Lo más llamativo de ambos proyectos es que se basan en la especulación, es decir, no van a hacer nada, por lo que no se va a crear ningún puesto de trabajo, y es probable que sirvan para lavar “dinero negro”; lo único que conseguirán por el momento, si es que lo hacen, es subir el precio del suelo, al tiempo que intentan acceder a dinero público, bien sea directamente en forma de subvención, para hacer proyectos (que no para ejecutarlos), bien mediante actuaciones en infraestructuras pagadas total o parcialmente con dinero público.

Las asociaciones ecologistas, participantes en el proyecto CAMP Levante Almeriense, no entienden cómo de forma paralela e independiente a dicho proyecto (que pretende sentar las bases de una gestión integrada de la zona levantina), se plantean estos dos proyectos urbanísticos-especulativos sin tomar en consideración lo trabajado hasta ahora en el Consejo del Litoral.

Ecologistas en Acción, Amigos del Parque y GEM quieren denunciar la complicidad de la Junta de Andalucía en la promoción de estos macroproyectos en los Planes de Ordenación del Territorio y no descartan acudir a la UNESCO y al Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino para que investiguen la falta de implicación de la Junta y Ayuntamientos en el proyecto CAMP.




Visitantes conectados: 626