Alerta del impacto de parques eólicos en Carmona

La Plataforma en Defensa de Los Alcores alerta del impacto paisajístico y medioambiental que supondrá la instalación de generadores eólicos junto a la localidad de Carmona.

Entendemos que dicha pretensión afecta de plano al Plan Especial de Protección del Patrimonio Histórico-Arqueológico de Carmona y al Plan Especial de Protección del Medio Físico de la Provincia de Sevilla, contraviniendo lo establecido en Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) y Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (POTAUS) 

Los Alcores en general, y la localidad de Carmona en particular, se verán afectadas por un fuerte impacto paisajístico. En la zona, junto al cortijo de Ranilla, se localizan dos yacimientos singulares protegidos, justo en el mismo rompiente del escarpe, que se podrían ver afectadas. Se trata de dos necrópolis tartésicas de primer orden. Desde el borde de la cornisa hacia adentro, hacia el noroeste, que es donde se colocarán los molinos, hay una serie de yacimientos catalogados igualmente protegidos.

Si bien nos posicionamos claramente a favor de las energías alternativas, en contraposición de aquellas que se basan en el consumo de recursos fósiles, consideramos que, en todo caso, debe protegerse el patrimonio histórico, arqueológico, cultural, paisajístico, los bienes de dominio público, evitándose los impactos medioambientales, en el caso de los molinos, la colisión de aves, los ruidos a núcleos de población cercanos, destrozos en la fase de construcción... y más cuando se choca frontalmente con otros proyectos sostenibles que concurren en una misma zona.

Es compatible el desarrollo de las energías renovables, como por ejemplo la eólica, con la implementación de medidas reguladoras y de optimización del gasto energético, tendentes a su racionalización y ahorro, pues desde el punto de vista social, la energía debe ser entendida como un bien necesario y escaso, y no como un producto más para el consumo ilimitado.

La instalación propuesta por su cercanía a la “Cornisa de Los Alcores”, tiene sin lugar a dudas un impacto medioambiental y paisajística con repercusión en el futuro “Parque Cultural de Los Alcores” y, consecuentemente, afecta plenamente a los intereses económicos y sociales derivados. La localidad de Carmona, como patrimonio de la humanidad, se verá claramente afectada.