La Caixa arrasa el planeta. ¡Liberémonos de la banca!

Todas las versiones de este artículo: [Català] [Castellano]

Ecologistas en Acción denuncia a la gran banca como culpable de la crisis social y ecológica con una acción directa en la sede central de "La Caixa".

La confederación de Ecologistas en Acción ha realizado hoy una acción directa de denuncia de las consecuencias de la gran banca, hoy en día totalmente privatizada, que acumula un enorme poder y controla sectores estratégicos de la economía con nefastas políticas ambientales y sociales.

La organización ecologista ha desplegado 3 pancartas en la fachada de las oficinas de la sede central de "La Caixa" en la Av. Diagonal de Barcelona. La acción, realizada durante el V Congreso Confederal que se lleva a cabo este fin de semana en El Prat de Llobregat con la participación de más de 300 personas de los diferentes grupos integrantes de Ecologistas en Acción, denunciaba en primer lugar la enorme acumulación de poder político y económico en el sector bancario. Hay que recordar que son los bancos, parte fundamental de los "mercados", quienes están dictando hoy, ya sin ningún tipo de remordimiento y sin disimular nada, las políticas públicas que ejecutan los gobiernos. Los ejemplos de Italia y Grecia, donde los mercados han forzado cambios de gobierno para poner tecnócratas (economistas neoliberales) al frente de las instituciones públicas, son paradigmáticos.

“La Caixa” controla parte de las acciones de empresas españolas transnacionales de enorme relevancia en los sectores energético, del agua o de las infraestructuras, por ejemplo. Hablamos de empresas con políticas ambientales y sociales muy agresivas, tanto en nuestro país como en otros países del sur (América latina, África, etc): Agbar, Repsol, Gas Natural – Fenosa, Abertis.

El otro eje de la denuncia de Ecologistas en Acción es en relación a la privatización de las cajas de ahorro. Este modelo de banca pública ha sido desmantelado aceleradamente por exigencia de los mercados y con la complicidad de todos los partidos políticos. De esta manera, se pierde el poco control público que había del sistema bancario, y además existe el serio riesgo de que en un corto plazo se cancele la obra social de las cajas, ya que la gestión se terminará efectuando únicamente bajo el criterio de la rentabilidad económica.

El endeudamiento irresponsable de la banca nos ha llevado a la crisis financiera, que ahora están endosando a la sociedad a través de la deuda pública contraída por los gobiernos para salvarla. No podemos olvidar que cuando los gobiernos públicos necesitan financiarse es esta misma banca la que exige recortes sociales y ambientales para prestar dinero. Los ecologistas hablan, en este sentido, de justicia social y ambiental.

En conclusión, Ecologistas en Acción, en la línea de las reivindicaciones populares surgidas a raíz del 15M, reivindica un cambio total de modelo, con la creación de una banca pública, controlada democráticamente, y que responda a criterios de ética para gestionar el economía satisfaciendo las necesidades sociales, no fomentando la acumulación de capital y poder. La organización propone a la ciudadanía una "liberación" de la banca privada y especulativa.

¡Liberémonos de la banca!




Visitantes conectados: 280