Premios Atila y Aguas de mayo 2011

El premio Atila 2011, que se concede a la persona o institución que durante el año en curso más ha destacado por su nefasta actuación medioambiental, ha sido ganado por méritos propios por

Parque Natural de la Sierra de Tejeda, Almijara y Alhama.

Por reunir en un solo Parque todo lo que de negativo ha conseguido la Junta de Andalucía en la gestión de los Espacios Naturales andaluces:

1.- Situación demencial en el río Chíllar, con miles de visitas diarias haciendo el recorrido por el interior del cauce, muchos de ellos con perros. Cientos de coches aparcados sobre el cauce público (reconocen que en un día de este verano contaron 482 vehículos aparcados) y miles de zapatillas y basuras varias esparcidas por la zona. El personal del Parque reconoce que jóvenes de la zona organizan botellones nocturnos y encienden hogueras, por lo que en caso de incendio aquello es una ratonera ya que sólo se puede salir por el río, que en algunos puntos solo tiene un metro de anchura. Resulta inverosímil la respuesta dada al representante de Ecologistas en la Junta Rectora por los responsables de este Parque Natural al decirle al mismo: que ellos no pueden hacer nada, porque en España no se puede prohibir que la gente se desplace libremente adonde quiera y además, llevando sus perros. Esta respuesta es digna de premio, ya que en otros parques, en zonas sensibles, hay establecido un cupo de visitas diarias (Parque de Grazalema, por ejemplo), que son controladas y nadie ha protestado.

Jabalíes alóctonos
Son una plaga en el parque

2.- Ante la declaración del parque como zona de reintroducción del quebrantahuesos y la aparición de numerosos casos de venenos en las lindes del parque, se lavan las manos, ya que dicen que el quebrantahuesos es un bicho muy inquieto y que hoy está aquí y mañana en los Pirineos, por lo que no se puede hacer nada. Volveremos a ver enterrar cientos de miles de euros en un programa de reintroducción de especies fracasado de antemano por la inutilidad de los gestores.

3.- Hay una invasión de animales extraños como jabalíes vietnamitas, que se han convertido en una plaga provocando numerosos daños a los agricultores. No se piensa hacer nada a pesar de estar estos hechos denunciados desde hace varios años.

NUeva balsa
Para almacenar el agua que toman sin concesión.

4- Se ha puesto el parque en manos de los furtivos y de quien quiera hacer lo que le plazca. Se ha reducido a 70 € mensuales por vehículo la partida para combustible a la guardería del parque. Con ese dinero sólo se desplazan si hay órdenes de “arriba”. La vigilancia no existe. Cosas de la crisis. Si embargo y para lo que sí hay dineros en el Parque ( aunque no tenga nada que ver con el medio ambiente ) son las partidas que han destinado a los siguientes ayuntamientos:

Túnel de hormigón
Para que se crucen las nuevas pistas.

- Ayto de Sedella:80.000€ para un curso de fomento de la cultura empresarial
- Ayto de Fornes: 80.000€ para acondicionamiento del salón de reuniones
- Ayto de Cómpeta: 24.000€ para un mirador.

Creemos que este cúmulo de despropósitos en un solo espacio natural es merecedor del premio Atila por la mala gestión y las pocas ganas de mejorarla.

También se han hecho merecedores a este premio las siguientes personas e instituciones:

Centros Turísticos S.A. (CETURSA)

BIC Hacienda Jesús del Valle
Lo han convertido en una ruina.

Tras la destrucción a toda máquina de miles de metros cuadrados de montaña, dentro de un Espacio Natural el año pasado, este año culmina otra aberrante obra (el Half Pipe) sobre suelo protegido y a las primeras nevadas invade con su maquinaria el Parque Nacional, algo totalmente prohibido por la legislación vigente y además echa a sus voceros para que refrenden los hechos consumados.
Por otra parte CETURSA, que lleva años robando el agua para sus cañones -la primera concesión oficial (y ridícula) que tiene es del año 2004- puede presumir de verter al Parque Nacional las aguas sucias sin depurar.

Delegado Provincial de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Su actuación en la destrucción del BIC de Jesús del Valle es difícil de explicar. Bajo su mandato y con pleno conocimiento se ha procedido a la destrucción paulatina de un Bien de Interés Cultural durante ocho años, culminando con premiar a los destructores accediendo a sus caprichos urbanísticos. Su actuación en el Paseo del Salón está llena de sombras y debe contestar a muchos interrogantes a los que se niega reiteradamente.

PREMIOS AGUAS DE MAYO 2011

Antonio García Maldonado
Limpiando playas
Charca de Suárez
El sueño de Paco Tarragona

Se conceden a aquellas personas o colectivos que durante el año se han significado por su labor en pro de un medio ambiente saludable en cualquiera de sus manifestaciones.

Este año consideramos merecedores de este premio a

Francisco Tarragona y Antonio García Maldonado

El Cañaveral
La vega en toda su potencia
Marcha por la Vega
Los agricultores defienden su futuro

motrileños, que nos han dejado recientemente y que han trabajado, cada uno desde su ámbito, por el medio ambiente en su comarca y en la provincia.

Miguel Vílchez y Antonio Hurtado (El Niñillo)

agricultores mayores reconvertidos a la agricultura ecológica y firmes defensores de la Vega de Granada.

José María Quintana González, ex-presidente del Consejo de Participación del Espacio Natural de Sierra Nevada,

por su ejemplar dirección de los órganos de participación (Patronato y Consejo de Participación), luchando siempre por los intereses del Parque.