Carbón al Equipo de Gobierno en relación a la Depuradora

En el mes de septiembre, Ecologistas en Acción, solicitó formalmente al Ayuntamiento datos sobre el funcionamiento de la depuradora. Legalmente los ciudadanos tenemos derecho a conocer la información medioambiental. El Ayuntamiento no ha respondido hasta el momento a esa petición, por lo que Ecologistas en Acción ha enviado una queja al Defensor del Pueblo. Es muy probable que la depuradora siga depurando mal y contaminando el río Guadalquivir y el aire. No obstante, la multinacional Aqualia no tiene inconveniente en cobrar a los ciudadanos las tasas de depuración de un agua que no se depura.

Ahora tras un año de denuncias ciudadanas y del escándalo de la gestión del agua, con un déficit acumulado de 7,5 millones de euros en los últimos 15 años, el Ayuntamiento anuncia lo que denomina eufemísticamente “trabajos de mejora de la depuradora” por valor de 2,7 millones de euros de dinero público. El dinero se va a emplear fundamentalmente en sustituir la mayor parte de los equipos de depuración. El Equipo de Gobierno PSOE-CIS reconoce, por tanto (de forma implícita), que la depuradora se encuentra en muy mal estado y que la depuración es muy deficiente. Recordamos que los responsables de este grave deterioro de la depuradora y de la calamitosa gestión del agua son AQUALIA y el Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda.

Desde Ecologistas en Acción exigimos que se hagan públicos los análisis de la depuradora, que se aclare la situación legal de la depuradora: la gestión del agua se ha privatizado, ha pasado a ser un negocio privado en régimen de monopolio, al que se le da una subvención de 2,7 millones de euros sin pedir ninguna contrapartida, que funciona sin control, que incumple la ley con total impunidad y con la connivencia del Ayuntamiento que oculta la información a los ciudadanos.




Visitantes conectados: 632