Graves irregularidades en la ampliación del estadio Santiago Bernabeu

Ecologistas en Acción ha detectado graves irregularidades en el proyecto de ampliación del estadio Santiago Bernabeu, que ha estado expuesto a información pública. Entre la documentación no se ha incluido un convenio esencial, firmado en julio de 2011, mediante el cual el Ayuntamiento cedió terrenos al club de fútbol que posteriormente devuelve al Ayuntamiento pero quedándose con la edificabilidad residencial, que al mismo tiempo le sirve para reducir el porcentaje de aprovechamiento que cede al Ayuntamiento.

El Real Madrid Club de Fútbol pretende ampliar el estadio Santiago Bernabeu para construir un gran hotel y un centro comercial. Todo ello ocupando viario público y parte de zona verde de propiedad del Ayuntamiento de Madrid. Para poder realizar esta actuación es necesario modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que actualmente no lo permite. Esta modificación ha estado expuesta a información pública y Ecologistas en Acción, tras estudiar la documentación, ha presentado alegaciones.

En estas alegaciones se ponen de manifiesto numerosas irregularidades que a juicio de la organización perjudican gravemente los intereses públicos de la ciudad para beneficiar al club de fútbol. En primer lugar entre la documentación falta el convenio que se firmó entre el Ayuntamiento de Madrid y la entidad deportiva, en julio de 2011. Mediante este convenio el Ayuntamiento cede en propiedad al Real Madrid las parcelas de Opañel que posteriormente el club de fútbol cede al consistorio. Este documento resulta esencial para conocer el beneficio real de la actuación. Además la Ley del Suelo obliga a que los convenios urbanísticos se expongan a información, algo que ha sido solicitado por Ecologistas en Acción.

Por otra parte, la ampliación del estadio conlleva un incremento de edificabilidad que debe ser compensada mediante cesiones de zonas verdes, equipamientos y parte de esa edificabilidad (lo que se conoce como aprovechamiento). Pero parte de estas cesiones no se producen en la misma zona donde se incrementa la edificabilidad, es decir en la zona del Paseo de la Castellana, distrito de Chamartín, sino en Opañel, distrito de Carabanchel. La parte que se cede, en esta zona es la actual esquina del Bernabeu que cede en superficie al Ayuntamiento (no el subsuelo que permanece en propiedad del Real Madrid para aparcamiento subterráneo privado) para una zona verde. Es decir, 5.475 m2 con el compensa parte de la ocupación del viario público.

El resto de cesiones se materializan en Carabanchel, el Real Madrid propone ceder al Ayuntamiento unas parcelas para zonas verdes y equipamientos en Opañel. Pero estas parcelas que se pretenden ceder, con una superficie total de 7.967 m2 eran del propio Ayuntamiento hasta julio de 2011, cuando se firma el convenio. Además antes de esa fecha esas parcelas tenían edificabilidad residencial de 5.576,76 m2c (unas 70 viviendas de 80 m2), es decir que el Ayuntamiento podía construir viviendas con el correspondiente beneficio. Sin embargo en la maniobra de cesión al Real Madrid y posterior devolución al Ayuntamiento se queda con la edificabilidad residencial, devolviendo al Ayuntamiento sólo los terrenos con destino a zonas verdes y equipamientos y sin posibilidad de edificar.

En relación al aprovechamiento, el club de fútbol debería ceder al Ayuntamiento de Madrid el 10% del incremento de edificabilidad que se produce en la zona del estadio, es decir si se pasa de 125.600 m2c a 157.500 m2c, el incremento correspondería a 31.900m2c. Sin embargo, del incremento total de edificabilidad el Real Madrid resta la edificabilidad de las parcelas residenciales (5.576,76m2c) que cede al Ayuntamiento de Madrid porque se supone que las cede para zonas verdes, perdiendo el club la posibilidad de edificar en ellas. Por tanto el 10% de edificabilidad que cede al Ayuntamiento no es el total sino el que queda de restar la edificabilidad de las parcelas de Opañel. Es decir que se pasa de un incremento de edificabilidad de 31.900 m2c a uno de 26.323,24 m2c. Es sobre esta cifra inferior sobre la que se calcula el 10% de aprovechamiento de cesión al Ayuntamiento. Además, la Modificación del PGOU que se está tramitando ni siquiera hace efectivo el cumplimiento del deber de cesión de ese aprovechamiento, sino que se deja pendiente de un convenio urbanístico futuro con el Real Madrid. Es decir que el Real Madrid no cede el suelo que corresponde al 10% del aprovechamiento si no que queda pendiente.

En definitiva, el Ayuntamiento de Madrid pierde doblemente (pierde dominio público en el Paseo de la Castellana, pierde la edificabilidad residencial en Opañel, se le cede un aprovechamiento inferior al que le correspondería por el incremento real de edificabilidad en el estadio que además no adquiere). Sin embargo el Real Madrid gana por todas partes (ocupa un viario público en el Paseo de la Castellana sin necesidad de comprarlo, se queda con la edificabilidad residencial de unas parcelas que no eran de sus propiedad hasta julio de 2011, cede al Ayuntamiento de Madrid unas parcelas que realmente ya eran del consistorio, cede una superficie de aprovechamiento inferior a la que le correspondería y además no hace efectiva esta cesión retrasándola a un futuro convenio entre las partes.

Ecologistas en Acción califica la actuación de nueva operación especulativa en beneficio de la entidad privada del Real Madrid y en perjuicio de los intereses públicos de la ciudadanía. Por ello considera que debe retirarse la Modificación Puntual del PGOU que pretende autorizar estas actuaciones.


septiembre de 2017 :

agosto de 2017 | octubre de 2017



Visitantes conectados: 376