Denuncian la privatización de la costa en Corralejo

Agonane-Ecologistas en Acción ha presentado recurso de reposición contra la autorización que Costas le ha otorgado al hotel Bahía Real para la instalación de unas plataformas y dragado del fondo marino frente a la playa donde se ubica este establecimiento turístico, cuyo objeto es la instalación de hamacas y un chiringuito en una zona de uso público.

El grupo ecologista se opone en su conjunto a toda la instalación, pues supone de facto la privatización de la playa, y especialmente se opone al dragado, ya que conllevaría un daño irreversible al fondo marino junto a un área especial, ZEC Sebadales de Corralejo.

Agonane-Ecologistas en Acción presentó alegaciones contra este proyecto en su momento y ahora recurre contra la autorización concedida por Costas, que además no obliga a los promotores a realizar un estudio de impacto ambiental.

Para la organización ecologista es inconcebible que con una autorización de carácter temporal se posibilite un cambio permanente en la morfología de la costa.

El hotel Bahía Real ocupa un frente costero de más de 250 metros y su construcción supuso el cierre definitivo del aporte de arena desde el norte al Parque Natural de las Dunas de Corralejo.

Agonane-Ecologistas en Acción denuncia la actitud del Ayuntamiento de La Oliva y de Asociación Empresarios de Hostelería, que apoyan este proyecto sin pensar en las consecuencias futuras del mismo. La propia Viceconsejería del Gobierno de Canarias en sus alegaciones al proyecto señala que la eliminación de la rasa intermareal puede suponer que se interrumpa la efectividad de dichas rocas como rompientes. Y añade que el dragado no es necesario y que en caso de que se mantenga debe contar con la preceptiva declaración de impacto ecológico.

Además, Agonane-Ecologistas en Acción considera que una isla que es Reserva de la Biosfera no puede ni debe permitir proyectos absurdos e insostenibles como este. Cuando los expertos en cambio climático indican que el nivel del mar está subiendo y que el oleaje va ser cada vez más fuerte, dragar las rasas marinas es descabellado.

Los propietarios del hotel Bahía Real son también los dueños del espacio colindante, donde se levanta el complejo Las Agujas, una construcción actualmente abandonada, y que bien puede derribarse y servir para sus objetivos, zona privada de hamacas y kiosco para sus clientes, sin necesidad de ceder las zonas públicas ni hacer las obras de modificación del litoral que se proponen en este proyecto.

Se trata de un proyecto que disminuirá el empleo en Corralejo, al ser rival directo de los puestos de trabajos que actualmente generan los puntos de alquiler de hamacas que el Ayuntamiento subasta todos los años. Igualmente el kiosco que pretenden construir a pie de playa, en una zona pública privilegiada, supondrá más competencia desleal para los restaurantes del pueblo.