Una agresión más en los Pinares de Bonanza

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sanlúcar, dio licencia para extraer tan importantes volúmenes de áridos, sin tener en cuenta sus consecuencias medio ambientales y paisajísticas. El Pinar de la Dinamita, queda así definitivamente fragmentado en dos masas arboladas sin sucesión de continuidad, y lo que es más grave, imposibilitando actuaciones futuras que den cumplimiento a lo que se recoge en el actual PGOU, parque público adscrito al Sistema General de Espacios libres. Una vez más se dan licencias que anteponen los intereses de un particular a los públicos , que de seguro ha hecho un sustancioso negocio con la venta de dichas arenas, que han podido alcanzar más de un millón de euros a precio de mercado. Sobre la zona ha quedado una inmensa depresión y dos hectáreas y media de terrenos que en esas circunstancias han perdido todo su valor agrícola o forestal, habiéndose afectado a los pinos circundantes por agresiones a sus raíces y a su propia capacidad de sustentación.

Ni siquiera se ha vigilado que la extracción se adecuara al proyecto presentado, afectando al acuífero y comprometiendo seriamente una futura regeneración de la zona. Cuando, ante denuncias de los propios vecinos se han levantado actas de inspección y se ha abierto expediente, ya era tarde y la extracción se había prácticamente realizado en su totalidad.

Tampoco se ha informado al Consejo Asesor de Medio Ambiente, que se creó para esto, y que lleva sin convocarse más de 1 año y sin que el Delegado de Medio Ambiente. Jesús Villegas, demuestre ningún interés por ello.

Desde Ecologistas en Acción, se exige una mayor sensibilidad y compromiso ambiental para que actuaciones como las llevadas a cabo en los Pinares de Bonanza, no vuelvan a repetirse, que se obliguen a los propietarios a la restauración paisajística de la zona y que se convenie o la adquisición de los terrenos , al bajo precio que ahora deben tener dada su improductividad, o su cesión al ayuntamiento para hacer posible la unión funcional de las dos masas de pinar o la implantación de huertos familiares ecológicos. Ello con la urgente necesidad de actuar de una vez en los Pinares de Bonanza, más allá de actuaciones concretas que puedan hacer Escuelas Talleres, propiciando el gran Parque Forestal que necesita nuestra localidad. Y para ello, y como medida inmediata, que evite las continuas agresiones que sufren a diario esos pinares (ocupaciones por vaquerías, talas, motocross y todoterrenos, arrojo de todo tipo de residuos, …); la implantación de una guardería continua que realice la vigilancia y control que evite tales agresiones.




Visitantes conectados: 638