Castilla y León: Premio Atila 2005

Tal día como hay es tan significativo para nosotros como los que anteceden y suceden. El estudio y defensa del medio ambiente son objetivos que se trabajan cada día. Cada 5 de Junio Ecologistas en Acción convoca los Premios Atila con el objetivo de “distinguir y denunciar a aquellas personas, entidades o proyectos que más hayan destacado por su contribución a la destrucción del medio ambiente”. Los premios, que se concedieron por primera vez en 1992, tienen dos categorías denominadas “Atila” y “Caballo de Atila”.

En el caso de Castilla y León, tras la deliberación, el jurado de Ecologistas en Acción acordó este año de 2005:

Conceder el Premio "Atila" a la peor conducta ambiental a la Empresa Tres Provincias, radicada en Palencia y que acoge a empresarios de Castilla y León, Cantabria y País Vasco, con la intención de construir una Gran Estación de Esquí entre Cantabria y Castilla y León en unos Espacios Protegidos como son el PARQUE NATUAL DE Fuentes Carrionas-Fuente del Cobre-Montaña Palentina y el Parque Regional de Picos de Europa, y conservados sus valores a nivel regional, estatal y europea. Esta actividad supone un gran impacto ambiental inasumible para la conservación de estos valores y por tanto incompatible con la legislación actual.

En la concesión de este premio se ha tenido especialmente en consideración que las estaciones de esquí no han supuesto un desarrollo tangible en las zonas donde se han ubicado. Es más, su mantenimiento está hecho por las Administraciones Públicas dada su nula rentabilidad económica a lo que hay que sumar que las mayor parte del empleo que genera es precario y temporal.

Conceder el Premio "Caballo de Atila" al Sr. Consejero CONTRA el Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, por cambiar una norma de protección para facilitar una iniciativa privada, como es esta estación de esquí, en el Parque Natural de la zona de Palencia donde estas actividades están excluidas explícitamente.

Nuestro Consejero de Medio Ambiente está más preocupado de proteger los intereses de unos empresarios que de la conservación de nuestro patrimonio natural como lo demuestran sus propias declaraciones:

“La Junta de Castilla y León está en condiciones de remover los obstáculos legales que hoy hay para que se pueda realizar una Estación de Esquí en San Glorio, de modificar la normativa que hoy impide la realización de esa estación de Esquí” (Sesión de las Cortes, marzo de 2005).

Nuestro colectivo sostiene que cualquier modificación de la normativa que no proteja, conserve o mejore es inconstitucional y por tanto contraria al ordenamiento jurídico y, además, arbitraria porque responde a una iniciativa privada y concreta sin buscar el interés general y que por tanto no surge para una regulación futura y genérica dirigida a todos los ciudadanos.




Visitantes conectados: 640