Alegan contra la ampliación de una planta química en Alcantarilla

Ecologistas en Acción de la Región Murciana, se ha dirigido a la Consejería de Presidencia y ha presentado un conjunto de alegaciones en las que se opone a la concesión de la Autorización Ambiental Integrada al proyecto de ampliación de la planta de Derivados Químicos en el municipio de Alcantarilla.

Para esta organización ambiental, las modificaciones y ampliaciones del proyecto son sustanciales y el almacenamiento de una gran cantidad de sustancias toxicas y peligrosas aumentan los riesgos de incidentes y/o escapes que supongan un impacto ambiental severo y riesgos de contaminación.

En el proyecto se incluyen un mayor número de sustancias que las recogidas en el listado que la empresa presentó al Plan de Emergencias Químicas de Alcantarilla (PLANQUIAL), siendo necesario a, juicio de Ecologistas en Acción previa a la autorización ambiental una modificación o reelaboración del Plan en función de la nueva situación.

Ecologistas en Acción plantea la necesidad de medidas de contención, gestión y seguridad mucho mayores que las planteadas en el proyecto. Para la organización ambiental, es preocupante la gran cantidad y variedad de sustancias tóxicas y/o potencialmente peligrosas, a las que se añaden las instalaciones de almacenamiento de disolventes y corrosivos. Por citar algunos ejemplos, entre las muchas sustancias que cita el proyecto, dicha planta almacenará: Cloruro de tionilo (SOCl2), reactivo químico usado en las reacciones de cloración, Dimetilformamida, compuesto orgánico,(CH3)2-N-CHO, utilizada como disolvente para reacciones químicas y Cloruro de metileno también conocido como diclorometano, cloruro de metilo y dicloruro de metilo, compuesto químico utilizado como solvente en la química orgánica. En el entorno se encuentran varios centros de enseñanza y en las cercanías varias viviendas del municipio. A esto se añade que la planta absorbe otra empresa aledaña con almacenamiento de sustancias químicas (NOVOCHEM 2000, S.L).

Se da la circunstancia de que, en 2010, dicha planta fue objeto de un expediente de la Dirección General de Planificación, Evaluación y Control Ambiental que ordenó cerrar una caldera de combustión por la emisión excesiva de dioxinas y furanos a raíz del Informe del Servicio de Vigilancia e Inspección Ambiental de de 19 de junio de 2010, en el que se señalaba la superación de los valores limite de emisión de dioxinas y furanos y se destacaba que la exposición excesiva a estos contaminantes puede causar impactos muy significativos en el medio ambiente y la salud humana por su elevada toxicidad, persistencia y bioacumulación.

Para Ecologistas en Acción, se minimizan las posibles emisiones de contaminantes a la atmósfera y tampoco se tiene en cuenta los impactos sociales no recuperables que puede tener la ampliación/modificación de la planta, por ejemplo, la depreciación del precio de la viviendas construidas en las cercanías, la depreciación del suelo en el entorno inmediato de la planta y la disminución de la percepción de calidad de vida y bienestar en el vecindario.




Visitantes conectados: 706