El desarrollo urbanístico de Sevilla en cuestión

Ecologistas en Acción de la ciudad de Sevilla ha presentado el 3 de febrero de 2012 en el Juzgado de Instrucción d Sevilla una denuncia relativa a siete
unidades urbanísticas por las que discurren vías pecuarias que no han sido
desafectadas. Las unidades urbanísticas son Pítamo Sur, Hacienda el
Rosario, Torreblanca Este y Oeste, San Nicolás Oeste, Puerto Triana y
Palmete.

La investigación surgió a raíz de la participación de Ecologistas en
Acción de la Ciudad de Sevilla en el proceso de exposición al público del Plan
Parcial San Nicolás Oeste, terrenos donde IKEA pretende construir su
segunda tienda en Sevilla. Por dichos terrenos pasa una vía pecuaria, en
concreto la Cañada Real de Poco Aceite, que no está deslindada ni
desafectada, trámites sin los cuales no podrá urbanizarse ya que son actos
de obligado cumplimiento y que deben realizarse antes de la aprobación del
plan urbanístico.

A pesar de que la información sobre las vías pecuarias se recoge en el
Plan General de Ordenación Urbanística, en el desarrollo urbanístico de
Sevilla no se están teniendo en cuenta. El propio Plan General prevé
respetar algunos de estos antiguos caminos para diversos usos, que en gran
medida han dejado de ser ganaderos pero que tienen utilidad como caminos
agrícolas o, de forma creciente, como senderos de ocio para ciclistas,
jinetes o senderistas, o, como en algunos casos, corredores ecológicos y
paisajísticos, e incluso reforestados, como sumideros de CO2.

En otros casos, prevé la modificación de sus trazados que garantizan la
continuidad de estos caminos, ya que el plan prevé su ocupación por el
desarrollo urbano. Tales son los casos de los tres tramos previstos por la
ribera del Guadalquivir (desde Tablada al Alamillo), por la ribera del
Guadaíra (por el Pítamo y la ribera derecha entre el cauce y la SE-30) y
por el futuro nuevo cauce del arroyo Miraflores (por el norte de la
ciudad).

Y finalmente prevé simplemente su desafectación en los casos que estaban
ocupados por el desarrollo urbano o por infraestructuras. En estos casos
los suelos o su equivalente económico, bien monetario o suelo en otro
lugar, deben ser ingresado en el patrimonio público, en este caso la Junta
de Andalucía. Pero ni se están respetando los trazados originales, ni se
han construido los trazados alternativos, ni se han desafectado,
incumpliéndose tanto las normas sobre Vías Pecuarias como las normas sobre
el patrimonio público.

Las unidades urbanísticas afectadas son, al menos, Pítamo Sur, Hacienda el
Rosario, Torreblanca Este, San Nicolás Oeste, Puerto Triana, Palmete y
Torreblanca Oeste.

Todas estas irregularidades pueden retrasar la gestión de algunas unidades
urbanísticas, como la comentada de IKEA e incluso afectar a la validez
legal de los acuerdos ya tomados para el desarrollo del PGOU, ya que al
haber sido adoptados sin tener en cuenta normas legales obligatorias
podrían ser impugnados. En este caso estarían los casos denunciados
restantes, incluido alguno tan emblemático como Puerto Triana, donde
Cajasol construye su rascacielos.

Pero además produce un importante perjuicio para la sociedad, ya que no se
ingresa en el patrimonio público el equivalente a los suelos desafectados
o no se puede disfrutar de los beneficios que los trazados alternativos o
las vías pecuarias que supuestamente no se iban a alterar supondrían para
la ciudad, y que conllevaría una importante cualificación ambiental para
una ciudad como Sevilla, que más allá de su casco histórico necesita
cuidar su periferia y las zonas de transición con el resto del territorio.

Ante la gravedad de estas prácticas y su carácter generalizado,
Ecologistas en Acción-Ciudad de Sevilla ha presentado el 3 de febrero de
2012 ante el Juzgado de Instrucción de Sevilla una denuncia contra los
responsables de estas actuaciones u omisiones.

Detalles de las unidades urbanísticas mencionadas:

- Pítamo Sur.Afecta a la Colada del Vado de San Juan de los Teatinos, que ha
sido ocupada parcialmente por el viario local de la urbanización, a pesar de
que el PGOU considera esta vía pecuaria como “no afectada”.

- Hacienda el Rosario. Afecta a la Cañada Real de Peromingo y de Palmete.
Las obras de urbanización han comenzado y la vía pecuaria ha sido vallada
y
cerrada al tránsito público. La cañada no ha sido deslindada ni
desafectada, a pesar de que en el PGOU figura como “vía desafectable” y se
incluye en la propuesta de alternativa de modificación de trazado.

- Torreblanca Este. Afecta a la Cañada Real de Peromingo y de Palmete y al
Cordel de la Carretera de Alcalá de Guadaíra. También hay un
descansadero-abrevadero. Las obras no han comenzado. No existe ni deslinde
ni
desafectación de las vías pecuarias ni del descansadero. En el planeamiento
de desarrollo se reconoce que la vía pecuaria está pendiente aún de
deslindar, desafectar y permutar con los nuevos trazados alternativos.

- San Nicolás Oeste (IKEA). Afecta a la Cañada Real de Poco Aceite. El Plan
Parcial reconoce la afectación a la vía pecuaria pero aún no se ha
procedido a su deslinde.

Las unidades urbanísticas Puerto Triana, Palmete y Torreblanca Oeste
merecen una mención aparte, ya que hay una contradicción en los documentos del PGOU sobre la situación de las vías pecuarias. Los tramos de las vías pecuarias que discurren por estos terrenos aparecen en el plano de ordenación de las Vías Pecuarias del PGOU como desafectadas, siendo el
único documento donde aparecen descritas de esta manera, ya que en todos los demás documentos escritos y gráficos del PGOU aparecen como
clasificadas o desafectables. Y es el propio PGOU el que despeja las
dudas, ya que en sus Normas Urbanísticas establece que en caso de
contradicción entre documentación planimétrica y escrita, prevalece el
contenido de las nociones escritas de las normas sobre los planos de
ordenación.

- Puerto Triana. Afecta al Cordel de Campogaz, a la Vereda del Alamillo o de
la Barqueta (declarada innecesaria y reducida a un camino de 6 metros de
ancho en el Proyecto de Clasificación) y al descansadero-abrevadero
existente en la zona. Está en construcción.

- Palmete. Afecta a la Cañada Real de Peromingo y de Palmete. Las obras no
han comenzado. El Plan Parcial reconoce la existencia de la vía pecuaria y
pone en duda su desafectación, haciendo notar que el diseño propuesto sería
compatible con el mantenimiento del trazado de la Cañada Real

- Torreblanca Oeste. Afecta al Cordel de la Carretera de Alcalá de Guadaíra.
Las obras no han comenzado. Ni el Plan Parcial ni su modificado hacen
mención de la vía pecuaria.