Vertidos de aguas residuales en Mazagón

Ecologistas en Acción contra las pretensiones de verter aguas residuales de REPSOL en Mazagón.

Ecologistas en Acción ha presentado alegaciones a la pretensión de verter en la depuradora de aguas residuales de Mazagón las denominadas “Aguas de Formación”, producto residual de la depuración del gas natural que Repsol extrae de su yacimiento submarino Poseidón.

Recientemente se hizo público que estas aguas residuales se vertían en la depuradora de Matalascañas y las quejas y denuncias vecinales obligaron a parar las operaciones de vertido, a raiz de lo cual REPSOL ha solicitado autorización de vertido en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Mazagón. Hay que recordar que las analíticas oficiales indican que la depuradora de Mazagón tiene un funcionamiento deficiente y no posee capacidad para depurar estas aguas. Las “aguas de formación” tienen una altísima proporción de sodio (150.000 ppm) muy superior a la del agua de mar y pueden contener también metales pesados, hidrocarburos y materiales radiactivos, según el estado del pozo subterráneo del que se extraigan. El volumen de vertidos sería de unos cuarenta camiones cisterna diarios, sumando un total de 292.000 m3 al año.

La depuradora de Matalascañas, a la que Repsol ha estado vertiendo durante los últimos meses está completamente inutilizada y la pretensión de deshacerse de estas “aguas de formación” echándolas directamente al emisario marino de la depuradora de Mazagón supone un grave riesgo para la flora de los fondos marinos de la zona de vertido, así como para las zonas de desove y alimentación de numerosas especies que las utilizan en nuestro litoral. Ecologistas en Acción recuerda en sus alegaciones que el riesgo de mortandades de fauna y manchas de hidrocarburos en la orilla no está en absoluto descartado pues la composición de estos residuos varía según la cantidad de gas que se extrae y las capas subterráneas de las que procede.




Visitantes conectados: 626