Connivencia de Medio Ambiente con el crematorio

El Defensor del Pueblo Andaluz resuelve una queja vecinal obligando a Medio Ambiente a resolver un recurso sobre la ilegalidad de ese crematorio.

El Secretario de la Delegación Provincial de Medio Ambiente, Salvador Camacho Lucena, lleva más de una década permitiendo a las empresas de la familia Siles de Morón, Lalo Siles S.L. y SIDEMOSA, cometer todo tipo de agresiones contra el medio ambiente, en contra de las propias resoluciones de la Delegación Provincial para la que trabaja.

La última de esas agresiones consiste en la autorización de instalación y funcionamiento de un horno crematorio cerca del patio de uno de los colegios más antiguos de Morón y junto a cientos de viviendas. El Secretario Salvador Camacho, en representación del Delegado Provincial de Sevilla, firmó la autorización a la empresa Lalo Siles, el pasado 4 de marzo de 2011, ocultando la información a los vecinos y a Ecologistas en Acción, que desde el mes de agosto de 2010 habían presentado denuncias en esa Delegación contra la construcción del crematorio y habían realizado su personación como interesados y perjudicados directos. Todas esas denuncias llevan guardadas en los cajones de la Delegación desde entonces, con el beneplácito de Salvador Camacho.

El Sr. Camacho cercenó a los vecinos y a los ecologistas su derecho al obligado trámite de audiencia e impidió en mayo de 2011 el libre acceso al expediente para interponer recurso, incumpliendo de manera repetida la Ley 30/1992. Desde entonces, incumplimiento sus funciones como Secretario General y favoreciendo directamente los intereses de la empresa Lalo Siles, el Sr. Camacho retrasa sin motivo la remisión del expediente del recurso a los propios servicios jurídicos de la Consejería, que lo llevan solicitando desde junio de 2011.

Los motivos del recurso de Ecologistas en Acción los conoce la Delegación Provincial, dirigida por Francisco Javier Fernández, desde agosto de 2010, cuando el crematorio todavía estaba en construcción. Estos motivos se basan en la existencia de dos Declaraciones de Impacto Ambiental (DIA) de la propia Delegación, de los años 1999 y 2001, que excluyen expresamente la instalación de actividades contaminadoras de la atmósfera en esa zona habitada de Morón.

El Secretario General, Sr. Camacho, conoce sobradamente esa exclusión expresa, y conoce sobradamente la incorporación directa de esas exclusiones contaminantes en el desarrollo urbanístico de la zona, que fue aprobado definitivamente por el Consejo de Gobierno del ex–presidente Chaves, en febrero de 2006.

Pero a pesar de esas exclusiones, el Sr. Camacho, en el uso y abuso de sus competencias como Secretario General, ha obviado todos los condicionantes ambientales existentes, y ha autorizado el funcionamiento del crematorio, favoreciendo con ello, una vez más, los intereses económicos de la empresa Lalo Siles frente a los intereses generales de la salud de los ciudadanos de Morón.

La queja resuelta por el Defensor del Pueblo Andaluz:

Por todos estos motivos, con fecha 13 de febrero del 2012, el Defensor del Pueblo Andaluz ha resuelto una queja vecinal donde recuerda al Sr. Consejero de Medio Ambiente la obligación que tiene de cumplir con el artículo 42 de la Ley 30/1992 que establece la obligación de las administraciones públicas de dictar resolución expresa ante los recursos de los ciudadanos.

Mientras tanto, la chimenea del crematorio de la empresa Lalo Siles, no para de contaminar las vidas de las casas, situadas a escasos metros, donde habitan un millar de personas desde hace varias décadas, y que además, se encuentra en un nivel superior, varios metros por encima de la chimenea, por lo que los humos contaminantes y cancerígenos que emite el Crematorio se introducen en las casas directamente. El Sr. Camacho también guarda en los cajones las múltiples denuncias realizadas por los vecinos con partes de atenciones en urgencias sanitarias por problemas respiratorios.

La situación irregular de la cantera SIDEMOSA

Igualmente, el Sr. Camacho, en colaboración directa con el Jefe de Servicio de Industria, Energía y Minas, D. José Antonio Vega, están intentando impedir que se tramiten adecuadamente las recientes denuncias y recursos presentados por Ecologistas en Acción en relación con la cantera SIDEMOSA, que está destruyendo salvajemente la Sierra de Esparteros de Morón, y cuyos dueños son los mismos que los de la empresa del Crematorio. Desde el año 2000, cuando los Sres. Camacho y Vega trabajaban juntos en el Servicio de Protección Ambiental, conocen perfectamente que esa cantera carece de autorización ambiental, y desde entonces ambos lo permiten, a sabiendas de los graves daños paisajísticos y medioambientales que la cantera produce.

Ahora, Camacho y Vega intentan facilitar el otorgamiento de una prórroga de 30 años para la cantera SIDEMOSA, nuevamente sin autorización ambiental, y en contra incluso de las resoluciones de la anterior Delegada Provincial de Medio Ambiente que reclamó entre los años 2007 y 2008 al Servicio de Minas la suspensión de la cantera, para evitar esos graves daños al paisaje y al medio ambiente que se están produciendo. Una vez más, la connivencia mediante la omisión de actuaciones ha sido la respuesta de las Delegaciones de Medio Ambiente y del Servicio de Minas ante la imparable destrucción de la Sierra de Esparteros.




Visitantes conectados: 497