La Junta no es capaz de controlar el deterioro de nuestras riberas

No se entiende cómo se sigue vertiendo escombros, así como otras actividades, en la ribera del Río Guadiaro, aún cuando este Río ha sido propuesto como espacio protegido.

Estos hechos han sido denunciados ante la Consejería de Medio Ambiente, y se pide la protección de una zona cada vez más degradada.

Tampoco se entiende cómo en este espacio protegido se están produciendo estas usurpaciones de la ribera. Estos hechos pueden estar infringiendo la Ley de Aguas y la Ley de Protección Ambiental Andaluza. En lugar de llevar estos residuos a vertederos adecuados son eliminados en este Río.

Es por lo que solicitamos la inmediata protección de esta zona, de gran valor ecológico.

Las particulares características de la zona, en su mayor parte monte mediterráneo, son su indudable riqueza vegetal, un suelo rico, y la existencia de endemismos únicos en la península, que hacen que este área de la Comunidad Andaluza constituya un patrimonio natural con unos valores que lo sitúan a la cabeza de las regiones de Europa.