La multinacional Cemex solicita permiso para legalizar y ampliar una cantera

La cantera de la Serreta Llarga de Alicante fue la primera que se abrió al inicio de la explotación de la cementera de Alicante hace más de 40 años, por lo que ha sufrido el mayor impacto, habiendo desaparecido prácticamente la mitad de este elemento orográfico. Ha funcionado de forma ilegal hasta ahora ya que no tenía licencia municipal ni declaración de impacto ambiental favorable, tan solo contaba con la autorización de minas.

Para disimular este brutal impacto el actual dueño de la cementera de Alicante, Cemex España SA, inicio un proyecto de regeneración creando una finca de explotación agrícola para la producción de fruta, el Clotet, una operación de “lavado verde” de la actividad destructiva. Recientemente, la empresa renunció a este proyecto y anunció la reapertura y ampliación de la cantera, por lo que ha empezado a eliminar los árboles plantados y ha presentado la citada DIC, para legalizar una explotación que ha funcionado de forma irregular durante tantos años.

Alegaciones contra DIC de Cemex

Ante, esta situación hemos presentado un documento de alegaciones en la que plantea toda una serie de irregularidades, como que el ámbito de la DIC no debería incluir suelos que en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Alicante (actualmente en tramitación), tienen la calificación de suelos no urbanizables de especial protección o que no debería incluir terrenos forestales incluidos en el Inventario Forestal de la Comunidad Valenciana.

También consideramos que se debería incluir en el ámbito de la DIC todas las instalaciones vinculadas con la explotación minera, como la planta de trituración, los dosificadores, la bahía de recepción de los vehículos industriales, el aparcamiento de los mismos y las cintas transportadoras, que incomprensiblemente se obvian en la solicitud presentada.

Como también parecen obviarse los terrenos del denominado frente 3, situado al norte del sector, actualmente abandonado y que linda con las instalaciones de la fábrica de cemento; ya que este inmenso talud de varias decenas de metros de altura, que supone una inmensa pantalla visual, debería incluirse en el sector para proceder a las labores de restauración ambiental.

Además resulta significativo que entre la documentación del solicitante de la DIC sometida a información pública no se encuentre el preceptivo Plan de Restauración Ambiental de la actividad minera. El Proyecto de Actividad presentado es totalmente insuficiente, no se presenta el Plan Anual de Labores y la cartografía presentada en el Estudio de Impacto Ambiental es totalmente insuficiente.

Finalmente, el Estudio de Impacto Ambiental contempla el desenraizamiento de especies vegetales protegidas, como el cantueso (thymus moroderi), el rabogato (sideritis leucantha),etc; que debería contar con la autorización previa de la Conselleria de Medio Ambiente, por lo que solicitan que la actividad extractiva no se ejecute en la Serreta Llarga cubierta por vegetación natural.

Por lo tanto, hemos pedido que se deniegue esta solicitud en los términos planteados por la multinacional mexicana.




Visitantes conectados: 390