Se mutila salvajemente el arbolado de Urbaluz

Parece ser que en el Área de Medio Ambiente, independientemente del concejal o la concejala que esté, se mantienen años tras años las mismas prácticas insostenibles que atentan contra nuestro patrimonio natural.

Desde el Área de Medio Ambiente se ha decidido que la mejor manera de recortar gastos en estos tiempos de crisis es acabar con los costosos y peligrosos árboles que en tiempos embellecían nuestras calles. Para ellos –concejala, jefe de servicio vitalicio y algún que otro técnico- los árboles son una molestia que levantan las aceras, afectan a las tuberías de agua, dan sombra a las viviendas vecinas, ensucian las calles con sus hojas y frutos, fomentan las alergias. La consigna es clara, hay que talarlos a todos, o si no se puede, se mutilan hasta hacerlos perecer.

Ahora le ha tocado el turno a los falsos pimenteros de la urbanización Urbaluz, muy cerca de El Tomillar, donde Medio Ambiente taló la práctica totalidad de los árboles además de cerrar los alcorques sin que hayan sido repuestos tal y como se prometió mediante el eufemismo acuñado por el Ayuntamiento llamado sustitución sostenible, que ni sustituye ni es sostenible.

Estos árboles han sido mutilados hasta dejarlos en un porte difícil de identificar con lo que hasta hace poco eran bellos falsos pimenteros e incluso algunos han sido talados. Sin embargo sorprende que los ejemplares que se encuentran en los jardines particulares no han sido mutilados y presentan un aspecto mucho más saludable que los de la calle.

Ecologistas en Acción exige a la concejala de Medio Ambiente que deje de atentar contra un patrimonio público como es el arbolado urbano, que estos árboles no son propiedad suya, ni de Caraballo, ni de los vecinos de esta urbanización, son de todos los portuenses, y su obligación es protegerlos.

Ecologistas en Acción exigirá explicaciones a la sra. Marta Rodríguez en el próximo Consejo Municipal de Medio Ambiente (si es que lo convoca alguna vez), y advierte que si se siguen talando árboles sin ninguna justificación como viene ocurriendo desde la anterior legislatura donde se desató un auténtica fiebre arboricida, se tomarán acciones contra los responsables del Área de Medio Ambiente por destrucción de patrimonio público y dejación de funciones.