Manifiesto No a las petroleras, sí a las renovables

1.- En las últimas décadas, las Islas Canarias han hecho un gran esfuerzo por compatibilizar los requerimientos sociales y humanos de la población, los derivados de la economía y la preservación de su extraordinario patrimonio natural y paisajístico. La imposición desde el gobierno central permitiendo los estudios y las prospecciones petrolíferas, va a hipotecar las múltiples iniciativas que se han desplegado en estos años a favor de un futuro menos dependiente, socialmente justo y ambientalmente sostenible. Cabe destacar entre otras muchas iniciativas, la declaración de Reserva de la Biosfera para algunas de las islas, especialmente las más amenazadas por los proyectos de prospecciones petrolíferas, así como el esfuerzo en proteger buena parte de nuestro territorio por su rico patrimonio natural y cultural. Todo ello, de la mano de una creciente conciencia y demanda social por garantizar la calidad de vida de las generaciones futuras, sin hipotecar la extraordinaria biodiversidad, el variado pero escaso territorio y los recursos naturales que hoy son un potencial real y alternativo al modelo energético actual.

2.- Las Islas Canarias, constituyen un lugar de interés mundial por la riqueza y diversidad de cetáceos. Estas especies, extremadamente sensibles al sonido y a la contaminación del agua, encuentran en el archipiélago un hábitat singular y diferenciado donde vivir, alimentarse y reproducirse. Su presencia indica la alta calidad ambiental de estas áreas marinas, donde también confluyen otras especies amenazadas y diversos hábitats naturales de interés comunitario que, en la actualidad, no gozan de la necesaria protección. La creación de nuevas áreas marinas protegidas es una premisa urgente y de obligado cumplimiento, en atención a los compromisos nacionales e internacionales adquiridos por España en materia de conservación de la biodiversidad. Defendemos las propuestas encaminadas a la consecución de esos objetivos de protección, así como sumarnos al círculo de lugares a salvo de contaminación por hidrocarburos como la Antártida o las Islas Lofoten de Noruega.

3.- El modelo de especialización turístico de Canarias, y sobre todo de Lanzarote y Fuerteventura, del cual vive el 90% de su población, se apoya, entre otros factores, en su imagen de calidad ambiental. Un solo error en una plataforma petrolífera puede arruinar el funcionamiento de todo el sector turístico de ambas islas durante muchos años. La respuesta negativa del turismo, podría darse incluso habiéndose solventado un posible problema. Y ello afectaría al destino Canarias en su conjunto, tal y como ocurrió en Florida, con un 75% de cancelaciones antes de que el crudo llegara a sus costas. Por lo tanto, la actividad petrolífera no resulta compatible con la industria turística, ni con el modelo de vida al que aspiran Lanzarote y Fuerteventura. Corremos el riesgo de hipotecar los esfuerzos que se han hecho por la defensa de nuestro medio natural y por promocionar un destino turístico de excelencia, libre de contaminación, asociado a un mensaje que reclama la preservación del aire, la luz, las playas y los mares por encima de todo.

4- Mientras los posibles costes medioambientales afectarían decididamente a las economías insulares, las externalidades positivas resultan dudosas, y en todo caso, no se han estudiado. Son absolutamente falsos los supuestos beneficios que nos podría reportar, como dice interesadamente REPSOL y el ministro de Industria. Según la ley actual, los exiguos ingresos fiscales (5%) no son para Canarias. Difícilmente el trabajo prometido podría ser ocupado por población local en un tipo de trabajo tan especializado como el de las plataformas. Es especialmente doloroso que se juegue con el drama del paro, prometiendo miles de puestos de trabajo en las islas, cuando sabemos que el total de empleados que Repsol tiene en el mundo apenas 36.000. El sector turístico genera tan sólo en Lanzarote y Fuerteventura unos 30.000 empleos directos. Un sólo hotel genera más puestos de trabajo y con mayor estabilidad que las plataformas petrolíferas. El beneficio de las prospecciones irá a la multinacional y nuestra población asumirá todos los riesgos, entre los que además de los ambientales y sociales se encuentra el convertir a nuestras islas en un punto estratégico en caso de posibles conflictos bélicos internacionales.

5.- La industria petrolera se halla entre las más contaminantes del mundo resultando ser, la venta y quema de sus derivados, la principal causa del cambio climático. Inherente a ella se han registrado importantes catástrofes, no sólo ambientales, también económicas y sociales. La extracción de petróleo que se pretende implantar frente a nuestras costas es una apuesta insolidaria a los esfuerzos mundiales por evitar el desastre del cambio climático.

6.- Las perforaciones previstas junto a las islas de Lanzarote y Fuerteventura (unos 3.500 metros), son de las más profundas del mundo. Una profundidad similar a las del accidente de la plataforma Deepwater Horizon en el Golfo de México, 20/04/10, lo que complican las soluciones técnicas en caso de problemas. Más aún, dependiendo de la gravedad, a esas profundidades, las soluciones técnicas no evitan altos costes ambientales. En el documento remitido por Repsol-YPF al Ministerio de Industria, la propia multinacional reconoce un amplio listado de riesgos en las perforaciones y en su último informe, declara que entre el 2006 y el 2010, ha provocado un total de 6.985 vertidos. Por otro lado, la más próxima de las cuadrículas en las que se quiere prospectar dista unos 10 Km de Fuerteventura.

7- Este proyecto supone un riesgo altísimo no sólo para nuestra economía y forma de vida, sino que podría incluso afectar a la salud pública. Las técnicas de perforación generan distintos tipos de contaminación que arruinarían la pesca en la zona y la biología marina, en este caso con mayor repercusión en las islas de Lanzarote y Fuerteventura. El perjuicio se extendería a otras actividades económicas. Un derrame de medianas dimensiones llegaría en cuestión de horas a las dos islas, afectando incluso al funcionamiento de las desaladoras que surten el 100% del consumo público de agua potable, dejando sin suministro a la población.

8- Gracias a una serie de acciones institucionales y, sobre todo, a la presión social, en el año 2004 el Tribunal Supremo anuló los permisos concedidos a Repsol para perforar el subsuelo marino y otros trabajos geológicos y geofísicos frente a las costas de Fuerteventura. Dicha anulación se basaba en la ausencia de medidas de protección medioambientales y del plan de restauración adecuado. Hay serias dudas de que el procedimiento administrativo elegido ahora por el Ministerio de Industria no busque sortear dichas precauciones. De hecho, la Unión Europea debate actualmente una normativa mucho más restrictiva para esta actividad minera en medio marino, habida cuenta de la trágica historia de daños ambientales.

9- Sin embargo, aquel viejo proyecto se ha reactivado de repente, pretendiendo legalizarlo e iniciarlo de inmediato, a pesar de que a día de hoy, sigue sin contar con los avales y los estudios requeridos. Ante un proyecto de esa envergadura y que podría tener consecuencias nefastas para la población insular, nos parece muy grave la decisión adoptada por el Consejo de Ministro, sobre todo por tomarse de forma antidemocrática frente al sentir mayoritario de las islas más afectadas y de gran parte de la sociedad canaria.

10.- Abrir pozos en el lecho marino no es la solución más eficaz a la gran dependencia del petróleo. En contraposición, Canarias es prolija en otras fuentes de energía alternativas, limpias, generadoras de empleo. Ya hay 468 empresas y unos 5.000 empleos vinculados a estas energías renovables. Pero podrá haber muchas más, porque en el archipiélago el coste actual de producción de electricidad con estas nuevas tecnologías renovables es la mitad de hacerlo quemando combustibles fósiles. Por otro lado, las energías renovables, en las que según los expertos, tenemos un enorme potencial, sí supondrían un nuevo mercado laboral para nuestra población, limpio, seguro y con enormes posibilidades de exportación y codesarrollo con nuestros vecinos africanos, especialmente con Marruecos.

Somos conscientes de que la dependencia del petróleo no puede cambiarse de la noche a la mañana, pero también de que Canarias se encuentra en un momento crucial para definir el modelo de islas que queremos legar a las generaciones venideras. Reunimos las condiciones naturales óptimas para aspirar a convertirnos en uno de los modelos mundiales de energías alternativas. Tenemos sol, viento y mareas, que, al contrario del petróleo, son inagotables y nos hacen mucho menos dependientes.

Pero este amplio debate exige información por parte de los poderes públicos y que esa información sea transparente. Exigimos el derecho a decidir nuestro futuro, pero de forma democrática, participativa, que cuente con todos los sectores de nuestra sociedad. En este sentido la plataforma de colectivos reunida en torno al lema “No a las petroleras, Sí a las renovables”, manifestamos nuestro total rechazo a las prospecciones petrolíferas, apoyamos la lucha de las islas de Lanzarote y Fuerteventura, e invitamos a la ciudadanía en general a sumarse a esta causa y a asistir a las movilizaciones previstas para el día 24 de marzo.

APOYAN ESTE MANIFIESTO Y LAS ACCIONES PREVISTAS:
- Federación Ben Magec- Ecologistas en Acción
- Izquierda Unida
- Azarug
- EQUO
- Federación de Asociaciones de Vecinos “Real de Las Palmas”
- AVAFES Canarias
- ATTAC
- STEC- IC
- Ecologistas en Acción de Las Palmas G.C.
- La Centinela-Ecologistas en Acción La Palma
- El Rincón-Ecologistas en Acción (La Orotava)
- Acción en Red
- Asociación de Vecinos “AVECALTA”
- Foro Canario Alternativo
- Intersindical Canaria
- CC OO Gran Canaria
- Turcón-Ecologistas en Acción
- Asociación Café d´Espacio
- Alternativa antimilitarista-MOC
- EcoOceanos
- Soberanistas de Izquierda.
- Roque Aguayro
- Red Ciudadana Democracia en Movimiento
- Por la Izquierda Si se Puede
- Ecologistas en Acción
- Aire Libre La Palma
- Imidauen
- Coalición Canaria
- La Vinca- Ecologistas en Acción
- COBAS
- ASCAN
- ACADEHU (Asociación Canaria para el Desarrollo Humano)
- Permacultura Canariensis
- Compromiso por Las Palmas
- Asociación Canaria de Economía Alternativa
- FSOC
- Unidad del Pueblo
- Jilorio
- Sirinec estudiantes. Colectivo universitario
- Asociación Sociocultural Drago de Sataute (Santa Brígida)
- Partido Humanista
- Tagaragunche La Gomera
- Nueva Canarias
- Foro Social de Gran Canaria
- Las Palmas en Bici
- ANC (Alternativa Nacionalista Canaria)
- Asociación de Propietarios Rurales de Gran Canaria
- Colectivo Independiente de Guaguas
- Asociación Cultural Tayga (Teror)
- Coordinadora Sindical Canaria de apoyo al Pueblo Saharaui

ADHESIONES DE ORGANIZACIONES: ENVIAR UN MENSAJE




Visitantes conectados: 638