Denuncian otro episodio de contaminación por dióxido de azufre en Alumbres

Ecologistas en Acción ha vuelto a denunciar ante la Consejera de Presidencia un episodio de contaminación por Dióxido de Azufre (SO2) el 9 de abril, en el entorno del Valle de Escombreras, con un pico de contaminación de 329 microgramos por metro cúbico, según los datos oficiales provisionales [1], que se acerca al valor límite horario de 350 microgramos que establece la normativa: El episodio fue detectado por los vecinos de Alumbres que se quejaron del fuerte olor y de problemas al respirar.

Para los ecologistas resulta paradójico que la estación medidora de Alumbres sea la única estación de la Región de Murcia que justamente no tiene datos de Dióxido de Azufre entre las 9 y las 12 de la mañana de ese día 9 de abril.

La asociación ecologista recuerda que este episodio se suma a otro cercano de contaminación por dióxido de azufre el 1 de marzo en Escombreras, ante la pasividad de las administraciones regional y local. Ecologistas en Acción ha demandado que la Consejería de Presidencia abra un expediente que depure las responsabilidades por las emisiones de contaminantes, el desarrollo de mayores actividades de inspección en Escombreras y establecer las causas por las que no hay datos justamente de 9 a 12 de la mañana en la estación medidora de Alumbres ese día. Pero, sobre todo, Ecologistas en Acción demanda el desarrollo de medidas preventivas y precautorias que eviten estos episodios en el futuro.

Según la legislación vigente, el valor límite horario de dióxido de azufre (SO2) es de 350 microgramos por metro cúbico y el valor límite diario es de 125 microgramos por metro cúbico. Pero estos valores límite no aseguran un adecuada protección de la salud humana, como señala la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha establecido un valor límite diario de 20 microgramos por metro cúbico, un valor 6 veces menor que la normativa estatal vigente. [2]

Ecologistas en Acción recuerda que el dióxido de azufre es un gas irritante y tóxico que se emite en los procesos de quema de combustibles fósiles sulfurosos (carbón, petróleo, gas natural, etc.) o residuos. Es liberado en muchos procesos de combustión ya que el carbón, el petróleo, el diésel o el gas natural contienen ciertas cantidades de compuestos azufrados, también se produce en la incineración de determinados residuos.

Los ecologistas advierten que la exposición a altas concentraciones de dióxido de azufre por cortos períodos de tiempo puede irritar el sistema respiratorio, causar bronquitis y congestionar los conductos bronquiales de los asmáticos. También puede producir dificultad para respirar, inflamación de los órganos respiratorios e irritación ocular, edema pulmonar y bronquitis. También recuerdan que la contaminación del aire es un grave problema de salud pública que, según reconoce nuestro Gobierno, provoca la muerte prematura de más de 16.000 españoles al año, y más de dos millones de europeos.

Ecologistas en Acción demandó recientemente a la Consejería de Presidencia la elaboración de una normativa regional sobre calidad del aire con los valores más preventivos para la salud pública establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en base a los últimos estudios científicos.




Visitantes conectados: 506