Fuerte sanción a un furtivo por matar un rebeco

El pasado mes de septiembre de 2011 el Seprona de la Guardia Civil sorprendía, en labores de vigilancia de la berrea del ciervo, a dos furtivos en el Pico El Fraile, dentro del Parque Natural de la Montaña Palentina. La buena labor de la patrulla consiguió la identificación de dos individuos que habían abatido a una hembra de rebeco, fuera de la época hábil de caza y con el agravante de la huida en el momento de la detención. La hembra de rebeco estaba parida y amamantando a su cría.

Los furtivos portaban un precinto para cazar un Ciervo Macho en el Coto Privado de Caza de Santibáñez de la Peña, lo que demuestra que el sistema de precintos no está sirviendo como herramienta de gestión y sí como salvoconducto para estar en el monte realizando actividades ilícitas.

Desde Ecologistas en Acción quieren destacar la diligencia de la Junta de Castilla y León en resolver este expediente y en aplicar unas importantes sanciones, acordes con la gravedad de los hechos y con la secuencia de infracciones muy graves de los denunciados.

Confian que el segundo de los denunciados sea sancionado con la misma contundencia y esperan que ambos paguen las multas y las indemnizaciones, sin posibilidad de evadir este pago bajo complejos procesos de recursos y/o alegando insolvencia.

Esperan además que la Junta de Castilla y León continúe con la misma contundencia contra todos los denunciados sin ningún tipo de concesión ante posibles presiones, hasta conseguir disminuir esta lacra del furtivismo que ha repuntado en la provincia.

Finalmente, piden tanto a los titulares de cotos de caza como a los adjudicatarios de la caza de cada coto y también a las cuadrillas de cazadores que no acojan a estos supuestos cazadores, que esquilman la fauna local, usurpan recursos y deterioran la imagen de todo el colectivo.