Ya van tres derrumbamientos en las obras de la desaladora

Se produce otro monumental derrumbamiento en los acantilados de Aguadú en las obras de la Desaladora. Ya son varios los desprendimientos de material que se han producido en las obras de la desaladora. La situación es muy delicada ya que éste es el segundo derrumbamiento en el plazo de un mes, y segundo también después de la decisión de continuar las obras a partir de la visita de la ministra.

La pared es muy inestable debido a los materiales de los que se compone el acantilado, por tanto los derrumbamientos son algo muy lógico, comprobable en tan solo ese kilómetro de costa donde se pueden observar hasta cinco derrumbamientos producidos por causas naturales.

Como se puede observar en la foto se ha caído todo el material que mediaba entre los dos anteriores derrumbamientos, y eso que le están aplicando una capa de cemento para mantener la pared. Se observa además que existe una parte inestable que puede venirse abajo en cualquier momento. La situación puede ser hasta peligrosa, ya que existen personas trabajando en la parte inferior y cualquier pequeño movimiento sísmico, por otra parte habitual en la zona, puede suponer un importante desprendimiento.

Es por todo esto que seguirá produciéndose un retraso en las obras y un sobrecoste económico, como ya hemos repetido hasta la saciedad, por la inexplicable decisión de colocar allí la desaladora en vez de la ubicación más lógica del puerto comercial.




Visitantes conectados: 585