Recortes en el servicio de recogida de residuos, insostenibilidad ambiental y nueva tasa de basuras

Concentración en protesta por la tasa de basuras, plaza de la Piña, 21 de abril de 2012

Espartal-Ecologistas en Acción considera inaceptables los cambios introducidos en la modificación del contrato con FCC aprobada en el último pleno municipal del mes de marzo, coincidiendo con la aprobación de la nueva tasa de basuras.

El Ayuntamiento insiste en mantener una tasa de basuras injusta y antisocial (el denominado basurazo) en momentos de máximas dificultades económicas para las familias. Mientras tanto, la supresión de servicios de limpieza y mantenimiento urbanos –como la recogida en los polígonos industriales- coincide con la creciente acumulación de escombros y basuras en estas áreas de Valdemoro denunciada hace unos meses por los ecologistas a la Comunidad de Madrid.

En opinión de Espartal-Ecologistas en Acción, el conjunto de medidas que redefinen el contrato municipal suscrito con FCC posee un carácter claramente regresivo tanto en lo social, por la pérdida en la calidad de servicios básicos prestados a la ciudadanía, como en lo ambiental, dado que el modelo de gestión por el que ahora se apuesta desprecia algunos de los objetivos básicos que deben caracterizar toda gestión sostenible de los residuos urbanos.

Algunas de estas medidas son las de reducir la ruta del servicio de recogida de basuras en el casco urbano con el 50% de dedicación; la reducción de este servicio en los polígonos industriales a únicamente 4 días a la semana; el cierre del punto limpio en domingos y festivos; la disminución de la recogida selectiva de envases promovida a través del habitual depósito en los contenedores de reciclado o el sorprendente anuncio de eliminar la recogida de vidrio, entre otras.

La creciente generación de residuos urbanos es uno de los principales problemas ambientales de las sociedades modernas. Cada día producimos más basura. Baste indicar que en 2010 generamos en nuestro país el doble de basura doméstica que en 1990. Ello equivale a 600 kilos por persona al año o, lo que es lo mismo, nada menos que 1,6 kilos por persona y día.

Para Espartal-Ecologistas en Acción es absolutamente inaplazable atajar la actual cultura del usar y tirar y, en general, el irresponsable modo de producción y consumo de bienes y mercancías. Una medida imprescindible es la de promover la concienciación ciudadana a través de las correspondientes campañas educativas y ello concierne, sin ninguna duda, a las entidades locales. En una decisión que ofrece fiel medida de su compromiso con el medio ambiente el Ayuntamiento de Valdemoro acaba de decidir eliminar de un plumazo las campañas de concienciación sobre este fundamental problema.

Por sus graves consecuencias medioambientales los ecologistas consideran inadmisible, por otro lado, el anuncio de suprimir en nuestro municipio la recogida de vidrio. Si la necesidad de retornar los envases de vidrio a su ciclo de vida útil ya pasaba por importantes dificultades, la decisión municipal constituye una muy desafortunada noticia. De confirmarse, esta asociación ecologista se encargará de denunciarla en los correspondientes foros ambientales estatales y comunitarios. No se puede desincentivar sin más con semejante irresponsabilidad la recuperación de un elemento tan esencial como es el vidrio por su centralidad en toda política de gestión de los residuos urbanos.

El estado de las afueras del municipio sigue ofreciendo, mientras tanto, un deplorable panorama debido a la creciente proliferación de basuras, residuos y escombros domiciliarios. Es el caso de polígonos industriales como los de Valmor o la Carrehuela o de la posterior ampliación de algunos de ellos como el de Las Canteras en los que, tal y como anticipaban los ecologistas en su denuncia de febrero ante la Comunidad de Madrid, la acumulación de estos restos ha ejercido un efecto de reclamo para el depósito de nuevos vertidos. Esta situación pone de manifiesto la incapacidad del actual equipo de gobierno para garantizar los mínimos requisitos exigibles de salubridad y estética en el municipio que administra.

Modelo de recurso contra la tasa de basuras de Valdemoro

Ante este evidente despropósito institucional Espartal-Ecologistas en Acción denuncia la tropelía de perseverar en la imposición a la ciudadanía de una tasa 90 euros, que pretende compensar en parte la desastrosa gestión municipal, una caótica gestión la de los últimos años cuyas responsabilidades habrán de ser indefectiblemente depuradas en el futuro.

A este respecto, nos hacemos eco de la iniciativa vecinal de presentar un recurso contra esta injustificada tasa, para lo cual se ha elaborado un escrito que se puede descargar a continuación.