Se inicia el hacking dedicado a recuperar la Lechuza

Se inicia en el municipio de Baena el hacking dedicado a recuperar La lechuza común (Tyto alba).

El pasado día 4 se ponía en marcha en el silo de Baena, el hacking para recuperar a la lechuza común, una especie que se encuentra en regresión en toda la comarca del Guadajoz y Campiña Este.

Se introdujeron en un cajón para hacking los tres primeros pollos de esta especie de unos treinta días de vida, que proceden del centro de cría en cautividad que gestiona GREFA en Majadahonda. Al acto asistieron el Delegado Provincial de la Consejería de Medio Ambiente, José Ignacio Expósito, la alcaldesa de Baena, Maria Jesús Serrano, miembros de Mechinal y GREFA, entre ellos su presidente, Ernesto Álvarez y varios voluntarios de Ecologistas en Acción de Baena, que desarrollaran la importante labor de alimentación, mantenimiento y seguimiento de las aves.

Con este segundo proyecto de introducción se pretende que la especie vuelva a colonizar antiguas edificaciones, entre ellas el propio silo. Es otro paso más que ha dado Ecologistas en Acción de Baena, para convertir este edificio en un aula de Educación Ambiental dedicado a la conservación de la fauna urbana protegida de la localidad. Además de GREFA y Mechinal, colaboran en el proyecto el Ayuntamiento de Baena, Junta de Andalucía y la Comunidad de Madrid.

La Lechuza común (Tyto alba) fue un ave muy abundante en Baena, hasta la década de los años 90, donde empezó a sufrir un declive muy acusado, seguramente motivado por la pérdida de construcciones y edificaciones antiguas donde se instalaba para anidar. Igualmente el uso de agroquímicos y la agricultura intensiva han favorecido su rareza. Esta especie es un gran consumidor de pequeños y medianos roedores, siendo por tanto un gran aliado de los agricultores y el más eficaz de los raticidas.